Asumamos de una vez que nos han robado la democracia

Debemos comenzar este 2012 y el supuesto cambio de era que pronosticaron los mayas con la asimilación generalizada de un hecho ya irrefutable. Ni somos libres, ni vivimos en democracia, los poderosos nos la arrebataron, una élite de personas que dirigen las grandes corporaciones son quienes dirigen nuestras vidas a través de las finanzas, y a nosotros nos quedan dos opciones, agachar la cabeza como borregos o decir alto y claro, que ya está bien. Pastilla roja, o pastilla azul. ¿Cómo hemos llegado a esta situación?, no se sabe, nadie sabe cuando empezó esta guerra, solo se sabe quienes la han ganado, y que nosotros, los ciudadanos de a pie, somos sus sometidos.

La pirámide de arriba lo explica bien claro, en un primer nivel nos encontramos nosotros, los ciudadanos, que somos soberanos para elegir a nuestro gobierno, aquel en quien confiamos el monopolio de la fuerza y que se encuentran en el escalón por encima nuestra. Hasta ahí sin problema, porque todo es democrático, nosotros elegimos el poder legislativo y ejecutivo (el judicial no, y debería). El problema viene en los escalones siguientes. En un escalón por encima del gobierno se encuentran las corporaciones, grandes multinacionales que provienen del mundo del petroleo, la electricidad, el gas… y que son quienes influyen en las decisiones del gobierno “soberano”, lo llaman corporatocracia, fue el esquema que funcionaba en el franquismo y el que hemos heredado de él en esta mal llamada democracia y mal llamada transición. Pero para seguir adquiriendo los recursos y controlar sus mercados, estas corporaciones necesitan acceder a dinero fácil, y es aquí cuando subimos un nivel en la pirámide, y nos encontramos a los grandes bancos, quienes conceden los préstamos a tarifas especiales a dichas corporaciones. Finalmente, estos grandes bancos, antes de decidir a quienes prestar el dinero, prefieren saber cual es su estado de salud económica, y para ello se guían por las agencias de rating, por tanto, saltamos un nivel más y llegamos a la cúspide. llegando a la conclusión de que seremos nosotros quienes elegimos un gobierno, pero este está controlado a última instancia por unos señores que jamás se han presentado a unas elecciones y que a base de poner notas pueden si quieren, cargarse un país entero, y es lo que están haciendo actualmente.

Por lo tanto, hemos de reconocer de una vez, que nos han arrebatado la democracia, que lo que hacemos cada cuatro años es una caricatura esperpéntica que consiste en elegir al lacayo de la élite que nos gobierna desde arriba con un poder absoluto, pero cada vez son más quienes perciben esta realidad, y si la cosa no cambia, si esa pirámide de poder no invierte las posiciones de sus escalones, aquí puede (y debe) pasar algo gordo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Asumamos de una vez que nos han robado la democracia

  1. EL GRAN SATÁN dijo:

    Dios de la Guerra, eres un artista dando lecciones de economía

  2. santamarciana dijo:

    hay que terminar de una vez con todas con este regimen capital-fascista. Necesitamos acciones contundentes de la ciudadania contra estas grandes empresas y entidades. Los ciudadanos podemos controlar los medios de produccion, ellos son los que han creado la deuda y nosotros somos los que producimos: estamos sometidos porque queremos

  3. Nynaeve dijo:

    Te faltan lobbies… armas, farmacéutico y el no menos peligroso… distribuidores de alimentación… lo flipas…

  4. Yokko dijo:

    los bancos estan a la cuspide de la piramide. generan el dinero con el q controlan la economia mundial y con el q pagan a las agencias de ranking, contratadas por ellos.

  5. Mendigo dijo:

    La idea está bien, pero poner en la cúspide a las calificadoras es un dislate. Son pequeñas compañías, participadas por hedge funds, que actúan al servicio del capitalismo internacional. Son meros instrumentos, como lo son los medios de comunicación.

    Puedes investigar un poco en el accionariado de las tres grandes calificadoras, ya verás como aparecen Buffet, Blackrock…los de siempre.

    • disidente dijo:

      Vaya, pues ya sois dos los que coincidís en lo mismo, tendré que revisarme el asunto, porque juraría que por lo que veo, esos sinvergüenzas tienen capacidad para destruir un país poniendo notitas si quieren, y que los bancos son quienes siguen su senda, gracias por el apunte.

      • Mendigo dijo:

        Sí, tienen esa capacidad, bien lo hemos visto.

        Pero son herramientas en manos de poderes mucho más altos. A fin de cuentas, las calificadoras no dejan de ser empresas de tamaño pequeño participadas por los principales fondos de inversión y financieras del planeta.

        El negocio es evidente: si controlas la calificación que recibe un activo que te interesa (por ejemplo, la deuda pública de un país) puedes mandar una señal de venta a todos los inversores con una bajada de rating de tu calificadora. De esta forma, compras más barato (=exiges mayor interés al estado para financiarse).

        Date cuenta que muchos fondos de inversión (planes de pensiones…) están obligados a invertir sólo en activos AAA. Con que una de las tres retire esta calificación a, pongamos ahora, Francia, los gestores de esos fondos están obligados a deshacerse de todos los bonos franceses en un corto espacio de tiempo. Eso es mucho papel saliendo al mismo tiempo, y provoca una bajada fuerte del precio de la deuda (=subida del coste de financiación).

        De hecho, la sola amenaza ya ha puesto la deuda francesa en tensión.

        Simplificada, la operación sería algo así: Vanguard (un fondo de alto riesgo, hedge fund, ponr ejemplo) pide prestados unos cuantos millones de bonos españoles. Los vende de golpe, a la vez que da orden a su calificadora de que rebaje la calificación crediticia de España). La deuda baja de precio (= la prima de riesgo sube) en efecto cascada. Cuando consideran que ha bajado todo lo que podían, compran esos títulos de deuda más baratos, los devuelven (eran prestados) y se quedan con la diferencia (que pueden ser miles de millones de euros, que ya no se emplearán en sanidad, educación…sino que irán al bolsillos de los capitalistas con participaciones en Vanguard).

        Creo que así se entiende un poco más.

        Venga, un saludo y ánimo con el blog!

      • Moscú dijo:

        Disidente, no puedo estar más de acuerdo contigo y esa ilustración de la pirámide está bastante bien además de ser muy explicativa de la situación. Por cierto, te recomiendo que esta noche veas en La 2 “La doctrina del shock” a partir de las 22:15 horas, que trata de estos asuntos, yo no me lo perderé.

        Bueno, este funcionamiento del mundo yo creo que lleva décadas cultivándose, lo que ocurre es que hasta la crisis del petróleo (después llegó la oleada neoliberal de Thatcher y Reagan) o la caída de la URSS en 1991 esto estaba más controlado o atenuado porque el capital tenía miedo al comunismo, pero claro después ha ido creciendo aunque en 2006 o 2007 por ejemplo todavía ignorábamos mucho esta realidad. Ya ha sido esta crisis la que definitivamente ha puesto en evidencia esta dura situación porque el capital y las clases altas están aprovechando la crisis para imponerse frente a la clase obrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s