Entrevista al posible futuro Lehendakari

“Lamento profundamente no haber podido contribuir de manera más eficaz a que este escenario se hubiera producido mucho antes”

– ¿Cómo se enteró del cese definitivo de la violencia de ETA? ¿En quién pensó en ese momento?

– Pensé en primer lugar en aquellos sectores instalados en los aparatos del Estado que quisieron impedir con nuestro encarcelamiento y condena que ese comunicado llegara. Me alegré de su fracaso. Quise acordarme después de todos aquellos cargos electos, empresarios. a los que la actividad armada de ETA impedía desarrollar una vida normalizada y me alegré por ellos y sus familias. Por último pensé en todas las personas que no podrán disfrutar de este nuevo tiempo. Su memoria deberá de servirnos para que nunca más se diriman nuestras diferencias políticas mediante la utilización de la violencia en nuestra vieja Euskal Herria.

– ¿Cuánto les ha costado llevar el ‘transatlántico’, como usted lo denominó, a este puerto? ¿Con cuántos tiras y aflojas internos? En su entrevista, ETA reconoce que el proceso provocó heridas.

– Muchos años, mucho trabajo y mucha paciencia. Nuestra propuesta planteaba sin ambages la superación definitiva del ciclo político-militar y que la defensa del proyecto independentista se desarrollara según una estrategia exclusivamente pacífica y democrática. Éramos muy conscientes de que nuestra posición en el debate no debía dejar margen ninguno a falsos acuerdos sobre estrategias ambiguas que podían evitar tensiones internas, pero que no se correspondían con el ejercicio de responsabilidad que teníamos con nuestro pueblo. Efectivamente, hubo tensiones (lo preocupante habría sido que no las hubiera habido), pero al final hemos alcanzado un grado tal de cohesión interna que nos debe hacer sentirnos muy orgullosos.

– Con su comparecencia por escrito en plena campaña, ¿ETA rindió cuentas en clave interna para oficializar su despedida y favorecer las opciones electorales de Amaiur?

– Pensar que ETA toma una decisión de ese calado porque ha tenido en cuenta un cálculo electoral sólo es propio de aquellos que se sentían cómodos en la situación anterior o sólo miden las potencialidades de una coyuntura llena de oportunidades en términos electorales.

– ¿Existe riesgo de escisión en la organización, como han sugerido el Gobierno francés y otras voces, incluso dentro del nacionalismo?

– Quienes advierten de tal riesgo son los más interesados en que se produzca una fractura interna en la izquierda abertzale. Mienten deliberadamente: me consta que no existe el riesgo que usted menciona.

– ¿Por qué dijo que era «inmaduro» que ETA decrete ya su disolución? ¿Implica eso, directamente, un final condicionado?

– Yo no dije que era inmaduro pedir la disolución de ETA, lo que digo, y reafirmo que refleja una actitud inmadura es ir alterando las reglas del juego a conveniencia. Me explico: primero no había «nada nuevo» en nuestras propuestas, luego si lo había era insuficiente, luego la tregua no valía si no se anunciaba el cese definitivo y cuando éste se produce, buscamos otra condición. Dicho esto, es evidente que el desarme y el desmantelamiento de las estructuras militares de ETA deben estar en la agenda de soluciones.

– ¿Y persisten voces críticas dentro de la izquierda abertzale? En ese caso, ¿representarían algún riesgo de involución?

– No existe riesgo ninguno de involución en las decisiones que hemos adoptado. Quienes la desean fervientemente no están precisamente en la izquierda abertzale, sino en los sectores políticos, judiciales, mediáticos y militares que manejan la agenda de la represión para que esa involución se produzca. Créame, no lo van a conseguir.

– A la luz del destrozo provocado por tantos años de violencia y de la apuesta de la izquierda abertzale por vías solo políticas, ¿ha servido para algo la lucha armada?

– La experiencia me ha demostrado que también a veces los gestos y las palabras generan dolor, humillación y sufrimiento. No espere de mis palabras que hieran la sensibilidad de ninguna de las partes. Mis palabras sólo estarán destinadas a reconocer el sufrimiento de todos e intentar repararlo.
Víctimas

– ¿Debe pedir ETA perdón a sus víctimas, como el IRA? ¿Va a producirse una declaración en ese sentido?

– No debemos dejarnos arrastrar por la urgencia o la ansiedad en un tema tan delicado. El lamentable espectáculo ofrecido por los partidos llamados democráticos en torno al Día de la Memoria es el ejemplo. Creo sinceramente que, como el IRA, también ETA reconocerá el dolor causado, en el tiempo y términos que ella decida. Al mismo tiempo dejo una pregunta en el aire: ¿reconocerá el Estado, como hizo el Gobierno británico, el dolor causado por sus diferentes estrategias? Mi opinión personal es que reconocer el dolor causado no es un síntoma de debilidad, sino de fortaleza. Todos deberíamos entenderlo así.

– ¿Para cuándo, y en qué términos, un nuevo gesto cualitativo de la izquierda abertzale hacia las víctimas de ETA?

– Comprenderá que yo no pueda adelantarle ni los tiempos, ni los contenidos sobre los gestos que vaya a hacer con respecto a las víctimas de ETA. En cualquier caso, le aseguro que estaremos a la altura de lo que nos demanda nuestra conciencia revolucionaria, nuestro pueblo y la comunidad internacional.

– ¿Puede caminar Euskadi hacia una convivencia verdaderamente conciliada sin una relectura ética por parte de la izquierda abertzale del sufrimiento causado?

– La izquierda abertzale es consciente de la responsabilidad que arrastra en este terreno. Así que no tenga la menor duda de que seremos coherentes en el terreno de los compromisos adquiridos en la Declaración de Gernika en cuanto al reconocimiento y reparación de todas las víctimas. Para ello, todos debemos entender que algunas de nuestras palabras o gestos pueden originar sentimientos de dolor en unas víctimas o en otras. Por ejemplo, yo entiendo que nuestros actos de solidaridad pública con los presos pueden producir sensaciones de desasosiego en las víctimas de ETA. Asimismo, por ejemplo, se debe entender que sentencias como las que absuelven a los guardias civiles en el caso Portu-Sarasola o declaraciones en términos de vencedores y vencidos también generan sentimientos de dolor y humillación entre nosotros. Sólo pido que seamos todos lo suficientemente responsables para tratar de evitar ese tipo de sentimientos con nuestras palabras o actos.

– El final de la organización ha puesto sobre la mesa el relato de lo que han significado tantos años de terrorismo. ¿Ese relato debe dejar clara la inutilidad de toda violencia, incluida la de ETA?

– El relato lo que pone en evidencia es que ETA y la izquierda abertzale han decidido unilateralmente e independientemente de cuál sea la actitud del Estado renunciar a utilizar la violencia armada como instrumento para la consecución de objetivos políticos. Particularmente me siento muy satisfecho de haber contribuido junto con Sonia (Jacinto), Miren (Zabaleta), Arkaitz (Rodríguez), Rafa (Díez Usabiaga) -encarcelados por el caso Bateragune- a que esa decisión histórica se haya tomado.

– ¿Cuál es la hoja de ruta, el orden de prioridades de la izquierda abertzale a partir de ahora?

– Si se refiere a la resolución del conflicto, la hoja de ruta viene marcada por la Conferencia Internacional de Donostia y la Declaración de Gernika. Se deben producir gestos (presos enfermos, legalización Sortu, doctrina Parot.). En términos políticos, nuestra prioridad debe ser la de seguir consolidando una alianza nacional que aspire a articular mayorías en Euskal Herria, y un proyecto de Estado desde la izquierda.

– La estrategia penitenciaria se dilucida en el terreno de la política de Estado, ¿cabe que la izquierda abertzale asuma la interlocución en esa materia en vez de ETA?

– Este tema sólo podrá ser abordado y resuelto de manera integral y definitiva en el marco del desmantelamiento y desarme definitivo de ETA, y lo más eficaz es que sea abordado en el espacio para el diálogo reservado a los Gobiernos y ETA.

– ¿Cómo puede reinsertarse en la sociedad un colectivo de 700 presos? ¿Están dispuestos a medidas individualizadas, ya que el PP, el PSOE y la mayoría de los partidos rechazan la amnistía?

– El colectivo de presos vascos está formado por personas en gran medida de un alto nivel de cualificación profesional y universitaria, con un arraigo social evidente y que, además, gozan de la simpatía de una buena parte de la población vasca. Así que la reintegración en la sociedad no será nunca un problema. Yo defiendo la necesidad de la amnistía, pero no hago de las palabras tótems, lo importante es vaciar las cárceles y el exilio. ¿Medidas colectivas o individuales? Las decisiones del EPPK serán siempre colectivas aunque su materialización se hará a veces de manera individual.

– ¿Confían en que una vez pasado el periodo electoral el PP avanzará para poner fin a la dispersión?

– Me preocupan las declaraciones de los portavoces del PP. Mi confianza tiene como único destinatario al pueblo vasco, la comunidad internacional y los agentes interesados en avanzar el proceso de paz. Entre todos debemos evitar que el PP mantenga posiciones de provocación o de inmovilismo respecto al proceso de paz.

– ¿Cómo debe realizar ETA el desarme? ¿Y qué cabe hacer con sus integrantes y los huidos?

– Es a ETA a quien correspondería responder a su pregunta.

– ¿Qué espera del PP de Rajoy?

– Espero que sea lo suficientemente responsable para saber que tendrá en sus manos la posibilidad real de dar una solución definitiva al conflicto vasco.

– ¿La mayoría absoluta del PP dificultará el margen para lograr avanzar en el proceso de paz?

– Si hay voluntad política y talla de estadista en el presidente de España, paradójicamente la mayoría absoluta puede ser una ventaja.

– ¿Se ve entrando en la Moncloa como un interlocutor político más?

– Permítame la broma: me gustaría ir algún día a Madrid sin que sea esposado, detenido o a ingresar en la cárcel. De momento, sin mayor aspiración, preferiría verme saliendo con mis compañeros/as de la cárcel.

– ¿Plantearán sus reclamaciones de un nuevo estatus para Euskadi en el Parlamento y dentro del marco legal previsto para ello?

– Plantearemos nuestras reivindicaciones en todos los ámbitos sociales e institucionales. En cuanto a la legalidad, defenderemos la concepción de la misma que ya suscitó un principio de acuerdo entre la izquierda abertzale, el PNV y el PSOE: entendemos que la legalidad debe ser la garantía, nunca un impedimento.

– ¿Cuánta prisa tiene la izquierda abertzale? ¿La paz definitiva ha de tener, al final, precio político, como usted apuntó en su carta del Anaitasuna, señalando que no llegaría hasta que los Estados reconozcan el derecho a decidir?

-La izquierda abertzale no tiene prisa en términos políticos por cuanto que entiende que hemos colocado definitivamente el «factor tiempo» a nuestro favor. Nuestras posiciones políticas se fortalecerán con el paso del tiempo y las del Estado se van a ir debilitando. Sobre la segunda cuestión, si usted ciñe exclusivamente la paz a la ausencia de violencia de ETA esa «paz» ya ha llegado y ni ha tenido ni tendrá precio político.

– ¿Reconoce el liderazgo del lehendakari en el asentamiento de la paz, o deben ser otros los cauces?

– ¿Usted cree que está en disposición de liderar algo alguien que con esa responsabilidad institucional se ausenta deliberadamente del país cuando se celebra una Conferencia Internacional en Donostia, al que la declaración histórica de ETA le pilla a 7.000 kilómetros y tiene que volver precipitadamente, o es incapaz de mencionar a Amaiur cuando es la ganadora en escaños en la CAV? El lehendakari ha cometido el gravísimo error de dejarse guiar por personas que han antepuesto los intereses en España de Rubalcaba a los de la paz en Euskal Herria.

– Cuando ETA rompió la tregua del 2006, ¿pensó en Jesús Eguiguren y en lo que eso significaba para quien había sido su interlocutor?

– Sinceramente, no lo recuerdo porque fui encarcelado inmediatamente. En cualquier caso aprovecho para reconocer públicamente la honestidad de Jesús Eguiguren en la búsqueda de la paz. Él también forma parte de quienes han construido el nuevo tiempo.

– ¿Se arrepiente de no haber roto amarras antes con la violencia de ETA, al menos antes de que el proceso de 2006 fracasara en la T-4?

– Lamento profundamente no haber podido contribuir de manera más eficaz a que este escenario se hubiera producido mucho antes.

Diario Vasco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Entrevista al posible futuro Lehendakari

  1. sukoi27 dijo:

    Sabias palabras….. y mira que a mi no me caia bien…pero me quito la boina!!

    • disidente dijo:

      Yo también, hace años yo era bastante escéptico con esta persona, me parecía turbia, oscura, de poco fiar y además, un poco cobarde, pero desde 2003 aproximadamente hasta la actualidad, para mí ha ganado muchos puntos, en el último proceso, de la izquierda abertzale fue el único que verdaderamente hizo una apuesta por la paz, y ahora deseo que salga de la carcel cuanto antes, porque si no es el Supremo, será el Constitucional, y si no, será Estrasburgo quien tumbe la aberrante sentencia que le mantiene privado de libertad con su respectiva indemnización económica, y a ojos de toda Europa.

      Saldrá de la cárcel lleno de gloria, a lo Mandela, como gran líder revolucionario que es, y de ahí a más que un probable Lehendakari con el respaldo mayoritario de la sociedad vasca. Otegi será reconocido gratamente por la historia, le pese a quien le pese.

      • sukoi27 dijo:

        Pues no se si tanto….pero si que sera parte de esa pequeña historia del pueblo vasco….independiente de las historietas de españa y su imperio sin día…digo sin noche….y al que no le guste que se aguante!!

    • Moscú dijo:

      ¡¡No te caía bien Otegi!!?? Curioso,xDD

  2. comodoro1 dijo:

    Si has iniciado una serie de entrevistas a candidatos a lehendakari te sugiero tambien:
    http://www.elpais.com/articulo/espana/caso/hemos/pensado/Gobierno/Rajoy/hable/ETA/elpepiesp/20111022elpepinac_5/Tes
    😉

  3. Moscú dijo:

    Posible futuro lehendakari o no, puede ser que el PNV al final tenga más fuerza y sea Urkullu, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s