Barra libre, los españoles invitan

Esta semana está teniendo lugar el juicio a 15 guardias civiles acusados de torturar a Igor Portu y Mattin Sarasola, los presuntos terroristas acusados de volar la T-4. La fiscalía y la acusación debaten si dichas torturas se produjeron por venganza o con el fin de sacar algún tipo de información. La defensa, mientras, argumenta que los 15 guardias no cometieron delito, y que dichas agresiones pudieron ser solamente agresiones verbales. Aunque resulta extraño que una agresión verbal pueda ocasionar la rotura de dos costillas, la perforación del pulmón y su consecuente encharcamiento de sangre. Otro argumento podría haber sido que los peligrosos terroristas golpearon violentamente las rodillas de los guardias civiles con sus costados.

Pero fuera de frivolizaciones con estos casos, el asunto que más me llama la atención es el del Ministerio de Interior, que se ha puesto incondicionalmente del lado de los presuntos torturadores, pagando la defensa con fondos públicos, es decir, con el dinero de cualquier españolito de a pie cosechado por su trabajo. Está bien, no me cabe la menor duda de que cualquier español se sentiría orgulloso de contribuir con su dinero a la defensa de la Benemérita, cualquiera de ellos se sentiría un mejor español, aunque ese dinero sea para defender a presuntos torturadores, ya que la sociedad española en su inmensa mayoría se muestra tolerante con esta práctica, o incluso fírme defensora cuando los torturados son activistas de ETA, independentistas vascos, o simplemente, vascos. Pero es aquí cuando la realidad se muestra especialmente irónica.

La tolerancia social a la tortura ayuda a la inoperancia de su Estado en lo referente a su erradicación, para estos en la lucha contra el terrorismo, o en la defensa de la nación, todo vale, lo que ha provocado un aluvión diario de críticas desde la ONU hacia la política antiterrorista del gobierno, los tres últimos relatores de derechos humanos han coincidido en que en España no se persigue la tortura como se debería, y que en ocasiones, con su ley antiterrorista, España va demasiado lejos. Como consecuencia de esto tenemos algunos casos, como dos sentencias de Estrasburgo, una que condena a España a indemnizar a un manifestante independentista por agresión policial, y la última, que condena a España a indemnizar al activista de ETA San Argimiro por no investigar su denuncia de torturas, ambas creo que alcanzan los 23.000 euros, y en espera en Estrasburgo se encuentra el caso de Unai Romano, el joven vitoriano que fue confundido con un activista de ETA y apareció con la cara irreconocible al salir de la incomunicación, las denuncias de los directores de Egunkaria, los procesados en el macrosumario 18/98 etc etc. Sin ir más lejos a Egunkaria le puede esperar una indemnización de 60 millones de euros, y si en este juicio de Portu y Sarasola hemos visto a Interior sin dudar un ápice en defender a los acusados por torturas, pagando su defensa con fondos públicos ¿De donde sacarán también el dinero para pagar estas indemnizaciones a miembros de ETA, manifestantes independentistas y demás?

La sociedad española se debería dar cuenta, que mientras apoya la tortura, se la están metiendo doblada, porque con su dinero están pagando justamente a todo lo que odian, así que o los españoles cambian de actitud hacia esta lacra presionando al gobierno y obligandole a hacer las cosas bien, o me los veo pagando a terroristas toda la vida…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

71 respuestas a Barra libre, los españoles invitan

  1. Ludwig dijo:

    Una vez más demuestras el dogma primero que te escribí el otro día. Arremetes contra los espannoles, no contra el nacionalismo espannol, porque todo lo que venga de Espanna es malo muy malo. Y es que eres tú el primero que confunde nación y nacionalismo, que no tienen nada que ver, es decir, confundes una superestructura idelógica con un conjunto de personas que hablan el mismo idioma, tienen la misma cultura, etc…

    Como me parece un atrevimiento que afirmes sin cortarte un clavel que la sociedad espannola es tolerante o incluso firme partidaria de la tortura. Fijate que yo no conozco ningún caso, sino más bien gente que milita en Amnistia internacional o similares Y ESOS TAMBIÉN SON ESPANNOLES. Si yo dijera que la sociedad vasca tolera e incluso apoya el terrorismo qué me dirías? De todo menos guapo, pero es que además, es una falacia, exactamente igual que lo que tu has escrito en este post…

    • disidente dijo:

      A mí me parece muy loable lo que hace Amnistía Internacional, otra ONG que no se ha cortado a la hora de denunciar que en España se tortura, el problema es la imagen que deja en España aquel que está en contra de la tortura, no sé si sabrás que de AI se han dicho miles de cosas, y ninguna buena, hemos tenido que oir hasta la saciedad que es una organización influenciada por ETA, entre otras muchas barbaridades. Yo mismo me autocensuro y procuro no mostrarme abiertamente antitortura en mi casa, porque sé que al instante voy a ser considerado un proterrorista.

      Y eso es lo que me hace llegar a esta conclusión, es una certeza matemática, quien se posiciona contra la tortura en España públicamente, su imagen queda manchada de por vida.

      Me gustaría que hecharas un vistazo a todos los diarios digitales que han informado sobre este asunto, y en ellos se pueden introducir comentarios, echa un vistado a la opinión mayoritaria, “yo no defiendo la tortura, pero…” y observa también aquellos comentarios que se hayan posicionado totalmente en contra de la tortura, y no les consideres batasunos o “antiespañoles”

      “Si yo dijera que la sociedad vasca tolera e incluso apoya el terrorismo qué me dirías?”

      Esa es una afirmación que llevo escuchando años, en Onda Cero, la Ser, la Cope, Antena tres, Cuatro etc…y en consecuencia en la mayoría de las personas con las que me cruzo a diario.

      • Moscú dijo:

        Disidente, me parece bien que denuncies la tortura; pero parece que estás un poco obsesionado con el tema y quizás hasta lo exageres. Es que sin tú quererlo (porque no voy a pensar mal) parece que estás como más de parte del terrorista de ETA e incides más sobre ese aspecto en sí, que sobre las víctimas fruto de sus acciones violentas.

        Y sé que tú eres pacífico, que no eres pro-etarra y que los otros días dijiste que ni siquiera eres independentista del todo, sino que eres partidario de referéndum; pero en lugar de destacar que en la T-4 murieron 2 personas totalmente inocentes, que por cierto eran de Ecuador, te centras siempre en las torturas que supuestamente sufren los asesinos de ETA, y sin querer parece que estás de su parte.

        Y yo no apoyo la tortura, pero nunca me va a dar ni una miaja de lástima de un terrorista de la ETA.

        • Moscú dijo:

          Y más si ha cometido asesinato, porque si es etarra y no tiene delito de sangre es ya distinto.

        • disidente dijo:

          ¿Y por qué voy a tener que incidir más sobre el atentado de la T4 que en este caso de torturas? que yo sepa les han caido 1000 años de condena a cada uno, aunque el daño está hecho ya van a pagar su justo castigo, por tanto no hay nada que objetar.

          Sin embargo, muchas torturas han salido impunes, y en caso de que en este juicio se dicte sentencia contra los cuatro guardias que más imputados están por torturas, estarán como mucho tres años en la cárcel, y muy seguramente no cumplan esa condena íntegra y solo quede en unos meses. Lo que me hace pensar que la tortura sigue saliendo muy barata en España.

          Ya sé que no te da ninguna lástima un etarra torturado, al igual que no te daría lástima un civil torturado mientras la tele te diga que ese es de ETA (como Unai Romano o Egunkaria) Pero supongo que tampoco te hará demasiada gracia que parte de tu dinero en impuestos vaya para las indemnizaciones de estos, no?

          • Moscú dijo:

            Pues mira, me parece una vergüenza que muchos agentes apliquen a estas alturas la tortura, porque eso da muy mala imagen y para perseguir a los etarras y juzgarlos pues no creo que haya que recurrir a eso, más aún, cuando lo tiene prohibido por la Constitución de 1978, y legalmente, como dices, están en su derecho de ser indemnizados por ello por muy asesinos y etarras que sean, cierto, pero yo por ejemplo no voy a ser la voz de terroristas asesinos aunque no apoye la tortura.

            Otra cosa: ¿No crees que los etarras también pueden inventarse que les torturan? Cabe la posibilidad.

            • disidente dijo:

              ¿Como verías si yo dijera que no siento nada cuando asesinan a aun alto mando de la Guardia Civil?¿ y que no seré yo quien llore por esa gente? Supongo que no muy bien…

              Por supuesto que la denuncia falsa es una posibilidad, pero esa hipótesis, ampliamente defendida por todo el aparato, pierde credibilidad cuano es la propia Guardia Civil la que se niega a instalar cámaras para poder demostrar la falsedad de las denuncias. Blanco y en botella, tortura.

      • Moscú dijo:

        Y gracias por manderme el e-mail, veo que me tienes en cuenta,xDD Venga que te vaya bien la semana.

        Te invito por cierto a que un día vengas a mis blogs. El último programa del Follonero fue sobre el independentismo catalán visto desde 2 enfoques: MAR y Carod Rovira.

  2. disidente dijo:

    Lo de que cada vez hay más respaldo social con la tortura, no es algo que lo diga solamente yo, también el jefe de Coordinadora para la prevención de la tortura, Jorge del Cura también lo ve así, y tiene muchos más datos que yo.

    http://www.publico.es/espana/302127/cada-vez-hay-mas-respaldo-y-apoyo-social-a-la-tortura

  3. disidente dijo:

    “Y más si ha cometido asesinato, porque si es etarra y no tiene delito de sangre es ya distinto”

    Entonces, ¿me estás queriendo decir que si el detenido es de ETA, está bien que le torturen?

  4. comodoro1 dijo:

    A ver, por partes. Para mi la situacion es preocupante. La policia de un estado democratico no puede torturar y si algun agente tortura debe ser expulsado y castigado. Ya es grave que estemos en la via judicial, eso si la presuncion de inocencia debe ser respetada. Esperemos a la sentencia a ver que se dice y a las posteriores apelaciones, si se dan.
    El que sean terroristas o presuntos terroristas los que acusan, eso no significa nada. Tienen el mismo derecho que cualquier otro ciudadano si creen que sus derechos han sido lesionados.
    Todo esto se solucionaria si hubiera camaras en todo momento con los detenidos y los chequeos medicos verificaran que no hay maltratos ni lesiones.
    Una puntualizacion, Disidente sobre el valor de los informes y acusaciones de ONGs. AI tiene una buena credibilidad pero no siempre todo lo que dicen debe ir a misa. De hecho tienden a ser un poco exagerados en sus informes (obviamente, es parte de su papel como ONGs) y toman una posicion determinada. Que critiquen el regimen de incomunicacion no hace que la incomunicacion sea mala sino que AI la considera mala. A mi la incomunicacion me parece un gran acierto siempre que se pueda verificar que el incomunicado es tratado dentro que los margenes que exige la ley. Si esto no puede hacerse, entonces la incomunicacion seria una practica brutal. Si vas a dar total credibilidad a ONGs, entonces puedes annadir a tu lista la AVT o a Manos Limpias…
    Ya hemos discutido sobre la tortura en Espanna y creo que estamos de acuerdo de que ni es inexistente ni es una practica generalizada.

  5. sukoi-27 dijo:

    Por partes…. Casi nadie va a decir que está a favor de las torturas, obvio…. ni RuGALcaba lo dice!! Por otra parte la postura de Moscú es la mas extendida en el estado, no soy yo solo el que opina así… ya lo ha mostrado Disidente y Moscú lo ha dejado bien clarito “Y yo no apoyo la tortura, pero nunca me va a dar ni una miaja de lástima de un terrorista de la ETA.”
    Ahora vamos a hacer ese ejercicio que tanto enerva a algunos, pero aviso que es un ejercicio no real….” Yo no apoyo a ETA, pero nunca me va a dar ni una miaja de lástima de un ocupante armado (lease cualquier miembro de las FOP) y sus complices.”
    Si esta fuera una opinión muy extendida en el país vasco…. probablemente ahora, nadie estaría pidiendo a ETA que lo deje. A día de hoy no es algo muy extendido… aunque cuanto mas nos acerquemos al franquismo, mas apoyo tendría!
    Por mi parte cualquiera de las dos afirmaciones es apologista de la violencia en una dirección u en otra… y por tanto execrable.
    Por otra parte esta la postura que sostiene que esto es así, execrable, pero dado que no es algo extendido… no es mas que un pequeño (numéricamente) y aislado caso o casos.
    Esta postura puede ser sincera y quién no piense así considerar que dicha persona se equivoca…. o (sobre todo desde cargos e instituciones públicas) directamente parte de la gran patraña que , en mi opinión, se ha montado alrededor de ello.
    Aquí se han presentado soluciones al problema, grabación permanente de la incomunicación, pero esto no se hace ni se hará…. el gobierno vasco en manos del PNV iba a implementar dicha medida… en cuanto entro el nuevo gabinete, se aparcó.
    Por ello… en mi opinión las FOP ejecutan, los gobernantes generan la posibilidad (incomunicación) y los miembros de la judicatura encubren (reciben la denuncia y no hacen nada). A todo esto la opinión pública no sabe, no quiere saber y si sabe se hace el loco….
    Con este panorama no es de extrañar que haya personas, como Disidente, que no se ven reflejados ni en el estado, ni en la sociedad…. que conforman España, los españoles y lo español. Pocas, dispersas, rodeadas….. pero haberlos, haylos!!
    Hoy nos congratulamos que al menos en este caso hay un juicio, que dudo que haya habido investigación (asuntos internos??), y al menos apariencia de legalidad…. veremos si hay condenas y si las hay…. que parte se cumple.
    Si no hay condena… puede ser que no haya habido delito, que no se haya investigado o que directamente no se condene a los culpables… habrá que ver la sentencia… hasta entonces….

    • Moscú dijo:

      La mía no es que sea la mayoritaria (entre la gente más o menos formada y de izquierda moderada sí, pero te digo yo que los hay más radicales contra ETA), la ultraderecha y los populistas me parece que los estoy oyendo, esos seguro que empiezan con que maten a los etarras, con que los entierren vivos, yo he escuchado (de gente con poca cultura hay que decir y poca cabeza también,xDD) barbaridades del tipo que habría que construir un muro para aíslar al País Vasco (con toda la carga contra el pueblo vasco que ello supone) y demás rollos dignos de la derecha franquista, estos son los mismos que sueltan lo de boicotear el cava catalán o cosas así.

      Sukoi, mi opinión y la de muchos que no te dé miedo, yo he dicho que no apoyo las torturas pero sí es contra un etarra que ha asesinado pues no voy a ser yo su voz, que las hay bastante peores.

  6. sukoi-27 dijo:

    Todos sabemos cuantas personas ha asesinado, herido y extorsionado ETA…. Pero cuantos saben cuantas personas han sido asesinadas, torturadas, secuestradas… por el estado y sus agentes??

    GARA.
    PRIMER TRABAJO DE EUSKAL MEMORIA
    50 años de violencia redescubierta para una Comisión de la Verdad
    Un año después de presentarse, la fundación Euskal Memoria está a punto de acabar su primer trabajo. Ha documentado los últimos 50 años de represión en Euskal Herria. El trabajo, titulado «No les bastó Gernika», incluye casos nuevos y aporta otra mirada sobre los ya sabidos. Todo con un solo fin: «Euskal Herria necesita la verdad, ni más ni menos».

    Ramón SOLA
    No ha hecho falta partir de cero, porque ya había muchas historias escritas. Pero el trabajo de auzolan ha permitido descubrir otras nuevas o ampliar las ya conocidas. Y es sólo el principio, según resalta Euskal Memoria. Joxean Agirre, coordinador de “No les bastó Gernika”, apunta que «si transcurridos más de 70 años desde que se iniciaran los crímenes fascistas de 1936 todavía no ha sido posible elaborar un censo completo de las víctimas del franquismo durante sus primeros años, a nadie extrañará que explorar las consecuencias del conflicto político en el último medio siglo en Euskal Herria entrañe dificultades añadidas. A pesar de ello, en este trabajo hacemos público el mayor caudal de información jamás recopilado sobre la represión contra la población vasca entre los años 1960 y 2010».
    Los impulsores de Euskal Memoria van reconstruyendo esta realidad «doliente» en un trabajo pueblo a pueblo, y con la convicción de que algún día, «no muy lejano», su labor estará sobre la mesa de una Comisión de la Verdad. Una síntesis de todo el inmenso material recopilado hasta ahora sobre esos 50 años -luego vendrán otros- tomará forma de libro en las próximas fechas, de cara a la Feria de Durango, aunque el objetivo de la iniciativa no es comercial, sino social y político: «Para que el fuego de Gernika se extinga definitivamente, Euskal Herria necesita la verdad».
    De hecho, en principio este primer trabajo no estará en las librerías, sino que será entregado a los promotores de Euskal Memoria a cambio de la cuota anual de 65 euros. Con eso darán un nuevo impulso a la búsqueda de los 6.000 voluntarios que necesitan lograr para desarrollar su labor. Un trabajo que, según recalca el presidente de la fundación, Iñaki Egaña, no busca alimentar un victimismo, sino cubrir un hueco gigantesco en la memoria del país. Mientras otras violencias como la de ETA están plenamente documentadas, faltaba que ocurriera lo mismo con la represión.
    En sus más de 1.000 páginas, “No les bastó Gernika” (“Gernikako seme-alabak” en euskara) recoge historias, datos y análisis como esta pequeña muestra:
    Los primeros torturados de ETA
    «Dos jóvenes de Arrasate, Jon Ozaeta y Juan José Etxabe fueron los primeros activistas de ETA detenidos y torturados por la Guardia Civil. Ocurrió en Donostia, el 20 de setiembre de 1976, y fueron atrapados de una forma bastante candorosa: les sorprendieron cuando iban a hacer pintadas en el barrio del Antiguo, aprovechando que Franco estaba en Donostia y que, a la mañana siguiente, se celebraban las regatas -relata “No les bastó Gernika”-. Hasta aquí todo normal: lo chocante es que les sorprendieran a punto de embadurnar con brocha las paredes de la Comandancia de la Guardia Civil».
    De Jacinto Ochoa a «Gatza»
    Entre 1938 y 1958, un total de 12.500 vascos habían pasado por prisión en el Estado español. Quien más tiempo estuvo entre rejas fue Jacinto Ochoa Marticorena, navarro de Uxue. Salió del presidio de Burgos en 1963, indultado por Franco tras la muerte del Papa Juan XXIII: para entonces llevaba 26 años encerrado. Pero esta marca ha sido superada con creces en el siglo XXI por otro vasco: Joxe Mari Sagardui, Gatza, de Zornotza, ha cumplido ya 30 años preso. En todo este periodo, sólo durante dos semanas no ha habido vascos presos por motivos políticos: en diciembre de 1977. El último excarcelado por la amnistía fue Fran Aldanondo, pero sólo dos semanas después entraba en prisión Xan Marguirault, acusado de pertenecer a Iparretarrak.
    El parte médico de Unai Romano
    La imagen de Unai Romano Igartua al entrar en prisión en agosto de 2001 se ha convertido en un símbolo de la tortura. No sólo la imagen lo dice todo, también el parte médico: «Traumatismo craneoencefálico en parietales y occipital superior. Hematomas subgaleales pericraneales. Contractura cervical con movilidad limitada en un 50% y cervicalgia. Hematomas en ambas órbitas oculares con derrame sanguíneo subconjuntival en los ángulos externos. Edema generalizado lesiones en el rostro. Quemazón y escara necrótica en cuero cabelludo. Contusión evolucionada en la región frontal. Cambios cromáticos en cara y cuello». Sin embargo, en los tribunales españoles no hubo condena, tras pre- sentarse como versión oficial que el joven se dio un golpe.
    La mirada de Crespo Galende
    «¿Quién podrá resistir esa mirada?». Así tituló Alfonso Sastre su reflexión tras la muerte del militante del PCE (r) nacido en Abanto, y después de que se difundiera la imagen que le mostraba en plena agonía, con la mirada perdida en el vacío. Juan José Crespo Galende murió tras 97 días en huelga de hambre contra el trato que sufrían en prisión él y sus compañeros. En los últimos momentos, cuando todavía podía hablar, envió un saludo a la clase obrera vasca y pidió un cassete con canciones vascas. Tras comprobar que el líquido que bebía estaba manipulado y tenía vitaminas, decidió que «ya ni agua, hasta el final». «Pese a estar casi en coma, estaba custodiado por docenas de policías -narró su compañero de lucha Mikel Ruiz-. No sé si me reconoció, porque no veía ni oía, pero cuando le agarré la mano, sentí que la apretó». Sucorazón dejó de latir finalmente el 19 de junio de 1981 en el Hospital Penitenciario.
    Morir antes que ser detenido
    Mikel Arrastia Agirre, joven de Orereta, se escapó por la ventana de su casa en la noche del 29 de junio de 1988, al percatarse de que la Guardia Civil lo iba a detener. Se deslizó por el patio interior y llegó a casa de una vecina tras romper el cristal. De ahí, con una herida en la mano, pasó a refugiarse en la morada de unos amigos. Pero la Guardia Civil siguió el rastro de la sangre y lo halló. Cuando los uniformados golpearon la puerta, Mikel gritó «Gora Euskadi askatuta» y se lanzó por la ventana. Falleció media hora después de ingresar en el Hospital de Donostia.
    ¿Quién acabó con «Txirrita»?
    24 de abril de 1976. Cuatro miembros de ETA p-m. son cercados por la Guardia Civil en Etxalar. Dos logran escapar y otros dos quedan heridos: Iñaki Hernández y José Bernardo Bidaola Txirrita. Pero sólo se hace público el arresto del primero. Durante casi un mes, Txirrita se convierte en el primer desaparecido del posfranquismo. El 28 de mayo, más de un mes después, este joven de Lizartza aparecería muerto en una zona ya peinada en semanas anteriores. ETA afirmaría que había muerto en el cuartel de Iruñea. La Guardia Civil, que se había suicidado, aunque el informe forense confirmó que sólo tenía un tiro en la pierna.
    Carga masiva en la cárcel de Soria
    La cárcel de Soria fue escenario de uno de los ataques más duros a los presos políticos vascos. La tensión allí era patente por la presencia habitual de una compañía policial dentro del presidio, respondida con hasta ocho huelgas de hambre de los vascos. El 13 de junio de 1980, la llamada Compañía Especial de la Reserva irrumpió en la cuarta galería para registrar las celdas. La respuesta a la provocación derivó en una carga masiva: 21 presos fueron atendidos por golpes, y varios de ellos hospitalizados por porrazos y pelotazos de goma, al grito de «Batallón Vasco-Español, la única solución» o «Esto es amnistía».
    Tirar a bocajarro en Iruñea
    A mediados de los años 90, los enfrentamientos entre jóvenes y policías se sucedían en Alde Zaharra de Iruñea. Apenas un año antes, allí mismo había muerto de un tiro en la espalda el militante de ETA Mikel Castillo. Este modo de hacer se generalizó después frente a los jóvenes manifestantes. En la noche del 14 de diciembre de 1991, Mikel Iribarren, de 18 años, quedaba al borde de la muerte por un bote de humo lanzado a bocajarro. El 22 de mayo de 1993, el joven de Atarrabia Txuma Olabarri caía en coma fulminado por un pelotazo, y sufría también secuelas cerebrales permanentes. En la misma época fueron hospitalizados por agresiones similares los jóvenes Mikel Ayensa, Juantxo Molina, César Pérez, o Josu Caminos, de 53 años. Y un jubilado de 77 murió al entrar un bote de humo en su casa, en la calle Mercaderes.
    La Salve, doce años de masacres
    En Donostia, las cargas se sucedieron año a año en plenas fiestas de agosto. El trayecto de las instituciones desde el Ayuntamiento a la iglesia de Santa María fue una batalla campal durante doce años, desde 1983 a 1994, primero con protagonismo de la Policía española y luego de la Ertzaintza. Se calcula que en todos estos años se registraron en torno a 350 heridos por los cuerpos policiales, tres de ellos de bala en 1989.
    Lesionado de por vida a los 16 años
    Ya en 1965, un vecino de Usurbil había resultado gravemente herido por cargas policiales en Donostia. Juan Martija Makazaga tenía entonces 16 años, y fue golpeado sin clemencia por los «grises», también junto a la iglesia de Santa María. «Hecho trizas, lo introdujeron en una churrería cercana, sin atenderlo médicamente». Dos años después se le diagnosticó una artritis reumatoide que le provocó cojera y semi-invalidez crónica. Casos como éste y más graves se cuentan por decenas en el trabajo realizado por Euskal Memoria sobre estos 50 años.
    La sinceridad de Cassinello
    Durante el juicio por el secuestro y muerte de Joxean Lasa y Joxi Zabala, en los pasillos era habitual la presencia del teniente general Andrés Cassinello, el hombre que dirigió los servicios secretos españoles en la «transición» y el Servicio de Información de la Guardia Civil poco después. En una entrevista concedida en 1984 se le preguntó si él era el jefe de los GAL, según se había publicado, y su respuesta fue: «Fíjate, si fuera verdad y tú lo hubieras descubierto, tu vida valdría sólo dos pesetas». En 1985, en un congreso, dijo que prefería «la guerra a la independencia de Euskadi», y citó los GAL como «una campaña imaginativa, conducida con éxito».
    Porrazos contra un féretro
    Joseba Asensio apareció muerto en su celda de Herrera de la Mancha en 1986. Su familia denunciaría después que una infección había reducido uno de sus pulmones «al tamaño de una nuez. ¿Eso no se ve?». Pero el dolor de familiares y amigos todavía se iba a ver acrecentado. Al llegar el féretro a Bilbo, a la altura de la calle Ercilla, la Policía cargó contra el furgón, hiriendo a unas 30 personas, incluidos los familiares que lleva- ban el cuerpo del preso. Los uniformados se llevaron el féretro al cementerio de Derio. Años después, se repetiría con la llegada de los restos de Lasa y Zabala al aeropuerto de Hondarribia y al camposanto de Tolosa.
    «Itziarren semea» en el corredor
    Se llamaba Andoni Arrizabalaga y era de Ondarroa, pero la canción lo rebautizó para la historia como «Itziarren semea». Sufrió torturas en 1969 en los cuartelillos de su pueblo, Zarautz y Donostia, durante largas semanas. Luego fue condenado a muerte en un Consejo de Guerra en Burgos en 1969. «Cuando me lo comunicó el abogado, fui yo quien tuvo que tranquilizarle a él», explicaba después. La pena capital quedó conmutada, pero del «corredor de la muerte» pasó al penal de Puerto de Santa María (Cádiz), donde estuvo hasta abril de 1977.
    Muerto por el juicio de Burgos
    La respuesta en Euskal Herria y el ámbito internacional contra el proceso de Burgos es muy conocida, pero no tanto que las protestas dejaron una víctima mortal. Gipuzkoa fue el territorio más convulsionado por el juicio militar, y las movilizaciones concluyeron con cuatro heridos de bala por la Guardia Civil y la Policía Armada. Un joven de Eibar, Roberto Pérez Jauregi, moriría el 8 de diciembre por las heridas producidas cuatro días antes. Ocurrió en el monte, sin testigos. Los médicos hablaron de un disparo a bocajarro. La Policía sólo permitió a la familia llegar al cementerio para despedirlo.
    400 detenidos sólo en Ondarroa
    Además de historias, Euskal Memoria ha recopilado testimonios, estadísticas, análisis y datos, muchas veces recabados ya antes en los pueblos por iniciativa colectiva. Uno de los más significativos llega de Ondarroa, donde se han certificado hasta 400 detenciones por motivos políticos durante estos 50 años, para una población que apenas supera los 8.000 habitantes. El historiador Iñaki Egaña traza una comparación con México, por tomar una referencia: mientras en aquel país la tasa de presos por motivos políticos sobre el total de población es de 0,4 por 100.000 habitantes, en Euskal Herria se eleva a 25. «O somos la reencarnación de Lucifer o el déficit democrático español es espectacular», concluye.
    La cara solidaridad con los vascos
    En 1972, en apoyo a refugiados vascos, un joven de ascendencia vietnamita consumó su amenaza y se inmoló en Biarritz. Otro tanto hizo un ciudadano francés en 1975 ante el Consulado español en Pau, en protesta por los juicios contra los vascos que derivaron en fusilamientos. En 1976, un viandante murió en Roma por disparos policiales en la protesta por la matanza de Gasteiz. Y en 1994, Fernando Morroni y Roberto Facal fallecieron en Montevideo, también por defender a los refugiados vascos.

    http://www.euskalmemoria.com/

    • Moscú dijo:

      Sukoi, el Estado español no es malo de por sí, la maldad fuerte y la violencia la trajo el fascismo con el bombardeo de Guernika por ejemplo, y esto desde la Transición ha mejorado, pero quedaron huellas y restos, y el surgimiento en la dictadura de la banda ETA cuya actividad no cesó en democracia a pesar de los gestos de Suárez con la amnistía.

      Esto hubiera sido mejor si los fascistas no hubieran actuado en 1936, si la II República hubiese seguido adelante, yo creo que la ETA y su origen-formación no puede entenderse sin el franquismo. Pienso que sin Franco, la ETA ni hubiera surgido, pero el daño se hizo: el fascismo mató, ETA mató y el Estado tenía que actuar contra el asesinato y secuestro de cantidad de ciudadanos españoles y vascos inocentes.

      • sukoi-27 dijo:

        Lo siento Moscú…. me suena a escusas…. y lo de no voy a ser la voz de los etarras es….. ejemn!! No lo voy a calificar para no molestarte… pero te puedes hacer una idea!!
        Además….. si ante algunas torturas no se dice nada, por culpable que sea al torturado, ante otras como vas a tener legitimidad para decir nada?? Estamos a favor de la pena de muerte para culpables??
        Lo siento pero eres la viva imagen de esa izquierda que ya no sabe ni lo que es de izquierdas!!
        Te pasas el día hablando de la caverna, el bunker y los fascistas… y eres incapaz de ver que en este tema tu postura es incluso peor que la de muchos a los que como tales defines.
        Treinta años de restos, huellas….. de incumplimientos…. Y la mayoría con gobiernos socialistas con mayorías capaces de hacer cambiar la situación.
        Y luego algunos os preguntáis porque disidente no se identifica en nada ni con España, ni con lo español…. pues esta bien clarito!! Porque nadie con un proyecto democrático para ese país puede encontrar nada medianamente serio de lo que partir…. y no es cuestión de España o no España…. es cuestión de encontrar algo solido sobre lo que construir en busca de la democracia, que es el proyecto básico de cualquier demócrata.
        Y si, el estado Español es algo malo en sí….. se legitimiza en el fascismo, se concibe desde el mismo y a día de hoy no es mas que una extensión del mismo… la misma cárcel con distintos (algunos) guardianes.
        No voy a negar los grabes errores de toda clase que ha cometido ETA y la Izquierda Abertzale…. a la vista están e incluso magnificados y enmarañados…pero ahí están!!
        Veremos si algún día los españoles son capaces de ver el gran error de esa España tallada en piedra en los escudos imperiales.
        Por último recordarte que entre la infinidad de denuncias por tortura, las de los etarras son una pequeña parte, la inmensa mayoría son de inmigrantes , pequeños delincuentes, minorías… y cada vez mas …. todo aquel que se planta frente al sistema…. y no voy a poner acá toda la ristra de vídeos en la que la policía agrede a manifestantes de toda índole.
        Bueno, de toda índole, menos de una……..

        • Moscú dijo:

          Sukoi, vale muy bien, y asesinar concejales, poner bombas en terminales de aeropuertos, asesinar 2 días antes de las elecciones a Isaías Carrasco, etc. … que es lo que hace ETA es muy bonito, por eso el Estado Español es muy malvado que desde el Estado de Derecho se juzga a los asesinos etarras que los cometen, tienen derecho a una defensa, sus condiciones en la cárcel parece ser que no son tan malas, De Juana Chaos fue liberado de la cárcel y mira que cometió asesinatos pero la ley hay que respetarla… sí, sí y tú tienes la insensatez de venir ahora con el rollo de siempre cuando Franco se murió hace 35 años y el fascismo se salió de las instituciones, venga ya!!! Basta ya de esos rollos, basta ya de ser cómplice de ETA como algunos son y eso es lo que parece que tú eres, porque no oigo ni una voz a favor de víctimas de ETA, pero para defenderlos de las supuestas maldades del Estado, veo a montones, si eso no es defender a ETA de un modo u otro es que no quieres ser claro.

          • disidente dijo:

            Genial, por si se pasa por aquí Ludwig, aquí tengo el mejor ejemplo sobre la opinión generalizada en la sociedad española sobre la condena a la tortura:

            “Sukoi, vale muy bien, y asesinar concejales, poner bombas en terminales de aeropuertos, asesinar 2 días antes de las elecciones a Isaías Carrasco, etc. … que es lo que hace ETA es muy bonito, por eso el Estado Español es muy malvado”

            Dicho por Moscú, y que únicamente se reduce a una simplificación, “Quien condena la tortura está a favor de ETA”

            Esto es algo difundido ampliamente por todos los medios de comunicación españoles, solo hay que echar un vistazo al diario progre El País sobre el caso Portu y Sarasola.

            Quien condena la tortura en España , inmediatamente queda manchado por la etiqueta de antisistema o proterrorista ¿Será eso que para los españoles, la tortura es un eje fundamental del sistema?

            ¿Lo ves Ludwig, por qué digo que “los españoles defienden la tortura? por que ese es el sentir general de la sociedad española, que como Moscú, ha sido influenciado por el aparato mediático para que piense que estar en contra de la tortura es malo, y es dar voz a terroristas, como parace decir en varios comentarios, y em consecuencia, reacciona como el aparato mediático le ha dicho que debe reaccionar, diciéndole a Sukoi que está a favor de los atentados de ETA.

            Por eso, mientras siga viendo una y otra vez esta expresión tan común, lo diré y lo seguiré diciendo, Los españoles apoyan la tortura. No hay más. Una razón más para autoexcluirse de España y su idiosincrasia.

            • Moscú dijo:

              Has manipulado mis afirmaciones otra vez más a favor de tus intereses.

              1º-Yo no he dicho que esté a favor de la tortura en ningún caso, pero sí lo hacen con un terrorista que ha matado a sangre fría a gente como en Hipercor, a concejales, etc, etc. no voy a ser yo ni muchos quienes lo denunciemos, ni me va a dar pena. Sé que suena duro y parece la ley de ojo por ojo, pero así lo siento en gran parte.

              2º- El que yo y muchos españoles afirmemos eso, no quiere decir que apoyemos la tortura; porque en la mayoría de delitos que sean menores no está justificada y encima es ilegal por nuestra Constitución, vamos que si la aplican con etarras no está bien ni tampoco es legal, pero no voy a ser yo quien denuncie eso.

              3º-Yo no estoy influenciado por ningún medio ni mi opinión es al 100% la de ellos. Lo que pienso es que no voy a ser ni un mínimo connivente de la ETA.

              4º-Tú solo te preocupas de denunciar los sufrimientos de los etarras, pero para nada una mención a sus víctimas, para qué?? verdad?? Crees tú que la ETA trató bien a Miguel Ángel Blanco por ejemplo cuando lo tuvieron retenido días.

            • comodoro1 dijo:

              Por Dios, Disidente, que te hace pensar que Moscu puede representar a la sociedad espannola?
              Vamos, si es asi, yo me voy contigo, me borro…

            • disidente dijo:

              Este video también es interesante, invitaría a no dejarse llevar por prejuicios al ver por quienes está hecho, porque lo interesante está en los cortes que se muestran de ETB y Antena 3. Me interesa lo bien que se muestran en este vídeo los diferentes matices y enfoques sobre la tortura, en A3 todos los contertulios están a favor de la tortura, o al menos a mí me transmiten eso, cuando de forma unánime todos se muestran defensores de los Guardias Civiles juzgados hoy por presuntas torturas, y la tertulia de ETB, donde existen opinones variadas, incluida la de una víctima de la tortura, como Martxelo Otamendi.

              Un apunte curioso, es que el señor de traje y corbata que habla en la tertulia de la ETB, que es seguramente de derechas, defiende el mismo enfoque que Moscú.

            • Moscú dijo:

              Disidente, pero no pongas tan mal a España: dices que van a juzgar a los guardias civiles acusados de torturas, pues eso es que funciona la democracia y nuestro sistema. Y eso sí lo digo si alguien denuncia (aunque sea un etarra asesino y creo que se merezca más ser torturado por lo que hizo) y se demuestra que el agente de seguridad que cometió la tortura en cuestión lo hizo de verdad, pues debe ser condenado de acuerdo y siendo coherente con nuestras leyes. Eso lo tengo muy claro, si los denuncian por torturas, tienen que ser juzgados, eso es así porque deberían saber que en España esas prácticas están prohibidas.

            • Ludwig dijo:

              Hombre disidente, no manipules las palabras del pobre Moscú, que no hace falta para que el solito se desacredite.

              Moscú, he flipado con lo que has escrito, se puede achacar probablemente a tu juventud, pero deberías releerte, porque:

              Es indmisible justificar la tortura, aunque se aplique sobre el mayor criminal de la historia. Disidente ha puesto un ejemplo muy bueno con la justificación de un asesinato de un cargo de la GC. Y la tortura, Moscu, no es mala porque lo diga la constitución, lo es porque ATENTA CONTRA LOS DERECHOS Y LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS.

              Para que puedas entender aun mejor lo que digo, ¿qué te parecería si a ti te detuviesen por lo que fuere y tuvieses que sufrir unos malos tratos policiales brutales? ¿Verdad que muy mal? Pues es que cuando tienes una policia que se comporta con la mayor de las brutalidades (con los de ETA o con los delicuentes o con quien sea) al final, siempre termina por afectar a todos los ciudadanos y a la sociedad, sino mira lo que pasa en esa “gran democracia” llamada EEUU, donde no se a quienes tener más miedo, si a la policia o a los delincuentes.

              Nosotros, como ciudadanos responsables, tenemos que exigir en todo momento que nuestras fuerzas de seguridad cumplan de la mejor manera posible con los preceptos democráticos.

              Y esa, para mi, es la única discusión posible. También debo decir y para hacer honor a la verdad, que desde el nacionalismo vasco en muchas ocasiones se ha justificado a ETA o determinadas acciones de ésta con el tema torturas y represión, lo cual no hace más que alimentar la espiral de violencia y caer continuamente en el “tú más” en el que se cae a veces también en las discusiones que tenemos en este blog. (con esto no estoy justificando nada, simplente describo un hecho objetivo)

              Y un último apunte:

              “Y si, el estado Español es algo malo en sí….. se legitimiza en el fascismo, se concibe desde el mismo y a día de hoy no es mas que una extensión del mismo… la misma cárcel con distintos (algunos) guardianes.”

              Hombre Sukoi, no es por llevarme mal contigo, pero afirmaciones de este tipo me parecen, y me vas a perdonar, un sinsentido. Ningún estado, país o lo que sea es malo, malvado, cuna de fascismo o lo que quieras… No creo que Gran Bretaña, Francia, Alemania o las islas Salomón, sean entidades malvadas en si mismas, ni creo que creo que
              España sea ningún nido de fascistas, por la misma razón por la que no se puede afirmar que el País Vasco sea un lugar que produce terrorismo y violencia. Este tipo de afirmaciones creo que sobran…

            • sukoi-27 dijo:

              Tranquilo…. por que opines diferente no nos vamos a llevar mal…. todo es cuestión de matices y de explicación.
              Veras que hablo del estado español…. no de españoles ni España…. y cuando hablo del estado español me refiero al reino de España que es el actual estado español (no la república española, por ejemplo)… por lo que, me refiero alas estructuras tanto legales como formales del estado español en su forma actual.
              Hablas de que ningún estado es intrínsecamente malo… y yo difiero,
              Existen estados que por su formación, génesis, idiosincrasia, perversión etc etc…son malos en si mismos.
              Por ejemplo…. El tercer Reich. No la república federal alemana, el tercer reich era un estado , no estoy seguro de que termino usar, criminal en si mismo.
              Y la única forma de la que un estado así puede seguir existiendo es tras una catarsis como la derrota en la II guerra mundial…. prácticamente aniquilado… arrasado….ocupado.
              Creo que cualquier otra solución hubiera generado un estado inviable… cualquier solución de amnistia, ley de punto final, soluciones como la obediencia debida, son canceres que corroen tanto las estructuras sociales como las políticas y a la larga generan situaciones de vuelta al problema primordial.
              El estado español, resultante de la victoria en la guerra civil del bando fascista-monárquico-católico, sin alcanzar los números del tercer reich, es una entidad construida con similares mimbres. Fruto de la derrota del pueblo a manos de los poderes económicos, religiosos, militares, el estado español se convierte en una dictadura sin ninguna catadura moral y sin ninguna legalidad en ninguno de sus actos.
              Que obtuviera el reconocimiento de parte de los estados del mundo occidental no cambia esto para nada.
              Y de ese estado emana la legalidad del actual…. el estado español actual existe por que se aceptan las condiciones en las que puede existir…. monarquía, ley de amnistía, constitución, FFAA…. etcetc…. a través de un referemdum, en el que no se le pregunta al pueblo lo que quiere….sino que se le pregunta si acepta el pacto con el viejo poder.
              En definitiva… el “atado y bien atado”… que pudiera parecer una frase sin contenido alguno… en el estado español actual es el estigma de la alegalidad.
              Yo lo veo así y los hechos hasta el día de hoy así me lo corroboran…. desde los enterrados en las cunetas, pasando por la rancia monarquía…. hasta llegar a la Audiencia Nacional…. sin olvidar la tortura o el desprecio a los pueblos que conforman dicho estado.
              Pd. En lo que afirmas de que el nacionalismo vasco (porque todo lo vasco debe ser nacionalista) haya podido justificar la existencia de ETA por las torturas me parece un punto de vista simplista y reduccionista. Las torturas no podrían legitimar a ETA nunca, las torturas deslegitiman al estado….no porque existan, sino porque ni se persiguen ni se actúa para su erradicación de lo que se infiere como mínimo connivencia con los torturadores.
              Y ese estado ilegítimo….tal vez si justifique la existencia de ETA.
              Para mí esa es la pregunta que deberían hacerse los autodenominados demócratas, constitucionalistas, españoles…. no estarán legitimando a ETA??
              Y tienes razón…la tortura…ETA….el GAL… son una espiral de violencia de la que debemos salir…. y luego ya hablaremos del resto, que hay mucho de lo que hablar.

            • Moscú dijo:

              Sukoi, los Estados van evolucionando y el Estado español actual no es el mismo que el de 1940 o 1970 por su organización. Un Estado en el que ya se legalizaron los partidos opositores al régimen franquista, el PCE (considerado enemigo total y se legalizó en 1977), hay Estado de las autonomías, elecciones y un sistema monárquico (que aunque yo soy republicano) homologable al de Bélgica, Suecia o Reino Unido. Así que no vengas con rollos para desprestigiar a España. Si te pones en esas, el Estado actual todavía se remonta al Antiguo Régimen, es que los Estados evolucionan y cambian, y muchas estructuras se heredan; por lo mismo que la II República, aunque hubo ruptura, heredó mucho del Estado anterior de la Restauración y Primo de Rivera.

            • Moscú dijo:

              Ludwig, en lo de la tortura tienes razón. Es cierto que viola los derechos humanos, etc, etc. y que la policía y compañía tendrían ya que dejarse de chulerías típicas del franquismo.

              No obstante, creo que en este blog hay más preocupación por los etarras que por sus víctimas.

            • disidente dijo:

              Ludwig, me parece que sabes de sobra que la opinión que ha mostrado Moscú es la presente en la opinión pública española.

              Como ves, en tu primer comentario me acusas de sachacar a los españoles algo que no es cierto, pero no hubo que esperar demasiado para leer el comentario de Moscú, y corroborar la sospecha (si se le puede llamar así)

              Si piensas que no es así, te invito a hacer una encuesta en tu ciudad natal, escoge a 100 ciudadanos aleatoriamente y pregúntales sobre su opinión en el tema de la tortura, te encontrarás que la mayoría opina que la tortura es mala, pero si se ejerce a terroristas violadores y demás, que no les importa que se practique, al igual que Moscú. Es decir, te encontrarás con un más que preocupante apoyo de la tortura.

            • disidente dijo:

              “No obstante, creo que en este blog hay más preocupación por los etarras que por sus víctimas.”

              Moscú, este comentario es propio de intereconomía, haztelo mirar.

              Algunos os empeñais en convertir en terroristas a todos los torturados, se ve que en este tema también los medios de comunicación te han convencido.

              Cuando un terrorista tenga una gran probabilidad de ser absuelto, o incluso premiado por el estado, o cuando el Ministerio del interior se vuelque en appoyar a un terrorista de ETA, hasta el punto de pagar su defensa en un juicio con fondos públicos, entonces empecaré a preocuparme…

              Si quieres leer loas lacrimógenas a víctimas de ETA y decir una y otra vez que el terrorismo es malo, entonces vete a Intereconomía. A mí no me gusta cacarear 100 veces que el cielo es azul, eso se lo dejo a las mentes simples.

            • Moscú dijo:

              Disidente, sigues manipulando mis palabras: te empeñas en ponerme por uno manipulado por los medios, eso es FALSO. Si hay torturas y tanta polémica está generando, ya supongo yo que será que la aplican a gente que no es asesina ni etarra, y entonces ya está armada, como con la injusticia con Egunkaria.

              Lo mismo que en el GAL también mataron a quien no debía, por eso se arma más jaleo. Qué piensas?? Que si todos los afectados por torturas fueran solo etarras y asesinos, habría tanta polémica?? Yo creo que no.

              “Si quieres leer loas lacrimógenas a víctimas de ETA y decir una y otra vez que el terrorismo es malo, entonces vete a Intereconomía.”

              No me saltes con ese canal fascista asquerosos porque me da asco ver sus anuncios, etc.

              Segunda cosa, ese mensaje te ha destapado: lo de las loas lacrimógeneas tiene un tufo de burla a las víctimas del terrorismo, y eso está muy mal; tú dirás que yo soy un pro-tortura muy malo, de eso me has puesto; pero tú con esas expresiones tampoco has quedado muy bien. Y otra cosa: creo que en medios de comunicación más moderados y progresistas, también se reconoce y homenajea las víctimas de ETA.

          • sukoi-27 dijo:

            Y tú mas… no voy a repetir lo de que tu y yo y ya practicamente todo el mundo, IA incluida, sabe que lo de ETA es un desproposito… ademas de un crimen. Lo del estado ademas de cuatro, quién lo sabe??

            • Ludwig dijo:

              Disidente, creo que poner la opinión de Moscú como ejemplo arquetípico de lo que piensa la sociedad española me parece cuanto menos arriesgado. En primer lugar, porque como ya te he dicho, la gente entre la que yo me muevo en España son gente que se posicionan radicalmente en contra de la tortura y de la violencia, y militan muchos de ello en organizaciones tan poco sospechosas como AI. Sin embargo, no digo que estas personas representen la opinión mayoritaría, simplemente representan la realidad que yo vivo, al igual que tu vives una realidad diferente.

              Y es tan criticable la postura de una sociedad que tolera o justifica la tortura como la de una sociedad que tolera y justifica el terrorismo, y creo que a eso se refiere Moscú. También creo que se puede criticar y hablar de todo en todos los foros, porque lo contrario es cerrilismo, algo de lo que adolece y mucho la sociedad española. Así nos va, que todo es un permanente Madrid-Barça… Así que Moscú, no te vayas a Intereconomía, que lo interesante es el debate.

            • Moscú dijo:

              Ludwig, es eso a lo que me refiero: pienso que algunos sectores de la sociedad vasca también han tolerado o justificado el terrorismo, seguro que tendrían sus razones; y te repito: yo no apoyo la tortura, esta no debería ser aplicada (y yo hasta no hace tanto pensaba felizmente que esto en España se habría erradicado pero veo que no) ni con el terrorismo.

            • Moscú dijo:

              Ludwig, yo a la basura fascista esa llamada Intereconomía no me voy ni me iré en mi vida; ver sus anuncios comparando a ZP con genocidas por aprobar una avanzada ley del aborto, sus anuncios contra los homosexuales, sus homenajes al franquismo, su apoyo radical a la Iglesia, su integrismo católico, etc. me hacen vomitar. Yo soy más de Público, La Sexta, etc. Y eso, el debate es lo que me gusta, por eso vengo aquí, porque a veces me canso de discutir con los mismos fascistas sin argumentos de siempre, y aquí veo gente lista y culta.

          • sukoi-27 dijo:

            Y se le sigue persiguiendo… hiciera lo que hiciera y haga lo que haga… impunidad poca!! jajajaja… no oyes ni lees lo que no quieres!! Que tengo amigos con padres asesinados por ETA!! Que no te enteras de una mierda!! Pero mi amigo no es de los que va a que le froten el lomo en las recepciones oficiales!! Que su hermana fue a la última que montó el gobierno vasco y acabó llamando subnormal a un consejero del PSE!!
            Que te leas un poco las cosas de los demás y no solo lo tuyo….

        • Moscú dijo:

          Evidentemente, lo de las torturas a inmigrantes y colectivos desfavorecidos me parece una vergüenza, y creo que si eso de verdad pasa (porque yo creo que vosotros exageráis un poco las cosas) pues mal se ha hecho el trabajo porque los tiempos de la Guardia Civil franquista, los grises y compañía ya deberían haber pasado hace tiempo. Lo que no sé si eso es una particularidad española, o en Francia (la que expulsa a gitanos rumanos), Inglaterra o la Italia de Berlusconi también hacen cosas de esas; fíjate que Francia o Italia no son tan modélicas en muchos asuntos, y luego España es la mala y la fascista…. bien, bien.

          Al menos reconoce que el Estado español ha evolucionado para bien desde el final del franquismo, pero tú lo niegas.

          Más cosas: ya he explicado antes que la Caverna dice cosas más fuertes en otro comentario.

          Lo que yo digo es que aquí parece no preocupar mucho que una banda terrorista asesine a gente por el hecho de ser políticos de una democracia de partidos como el PP, el PSOE o incluso el PNV; parece ser que ese hecho no importa mucho y lo que preocupa es que supuestamente (porque lo mismo se lo inventan) torturen (prohibido por la Constitución, por lo que no debería haber problema, otra cosa es que no se cumpla) a miembros de ETA acusados de asesinato, que no es poco.

          • disidente dijo:

            Pareces muy confiado en lo que aparece en la Constitución, como si con eso ya bastara para cruzarse de brazos, si quieres te repito lo que dijo Martxelo Otamendi sobre su incomunicación, y lo que le dijeron aquellos encargados de velar por el cumplimiento de la Constitución:

            “Esto es la Guardia Civil, y olvídate de la puta Constitución, los putos jueces, abogados y demás, aquí mandamos nosotros”

            • Moscú dijo:

              En eso te doy la razón, por desgracia, parte de nuestras fuerzas de seguridad son algo fascistas, de momento me conformo con que no sean golpistas.

              Lo de Martxelo Otamendi sí que fue una injusticia fuerte, porque él no era etarra, lo de Egunkaria fue una barbaridad y una vergüenza para un Estado español que a veces se ha pasado de actuar contra la ETA a actuar a cosas que no tenían nada que ver pero parece que les sonaba a etarra. Aquí el diario de izquierdas Pública da voz a este hombre:

              http://charlas.publico.es/martxelo-otamendi-2010-05-11

            • Moscú dijo:

              Disidente, no te preocupes porque las cosas y la verdad al final salen acabando a la luz. Fíjate con el GAL, allí sí hubo condenados (para que veas que muchas veces sí funciona el Estado Español); eso sí, lamentablemente fue por una campaña montada por El Mundo y el Partido Popular con puro interés de poder y político, quizás esas cosas hoy día no las harían.

          • sukoi-27 dijo:

            Estas a favor de la tortura en algunos casos!! Dios mio… ni condena de la violencia ni leches!! Sin comentarios!!

          • sukoi-27 dijo:

            Efectivamente en todas partes cuecen habas, y así lo denuncio siempre… y?? Mal de muchos consuelo de ….. Exageramos?? Y AI?? Y NU?? Y….
            No será que te tapas los ojos??
            No importa mucho?? Te invito a que vengas a las Herriko Tabernas a discutir sobre el necesario fin de ETA…. o no te parece suficientemente importante??
            Y si, si a ti no te preocupa que funcionarios pagados de tus impuestos torturen… y no solo etarras… allá tú!
            Luego no vengas de izquierdista demócrata…. por que decir que no lo eres está completamente justificado.

            • Moscú dijo:

              Sukoi, ya he dicho que estoy totalmente en contra de la tortura, pero que si la sufre el asesino de alguna víctima de ETA: cualquier concejal, etc. tampoco voy a ser yo quien lo denuncie. Si la sufre algún inmigrante ilegal o cualquier persona con un delito muy leve, entonces sí alzo mi voz en contra.

              También es cierto que los guardias civiles y policías deberían saber que estamos en una democracia y no deberían gastar la chuleria como en el franquismo, aunque sea con etarras (lo que ocurre es que el delito es presunto hasta que se juzgue y sentencia, por eso tampoco tendría que tocar a los etarras).

        • Moscú dijo:

          Esto que te voy a decir no sé:

          Evidentemente no se puede comparar un Estado con una banda terrorista con poca legitimidad a día de hoy, pero tú crees que la ETA no ha torturado en sus secuestros, como el de Miguel Ángel Blanco??? Pues yo creo que sí.

          • disidente dijo:

            Voy a obviar que acabas de comparar a las fuerzas encargadas de proteger al ciudadano con unos terroristas, porque deduzco que no lo has razonado mucho antes de decirlo.

            Centrémonos en quienes capturaron y asesinaron a Miguel Angel Blanco ¿Donde están ahora? En la cárcel cumpliendo condena. ¿Donde están quienes torturaron hasta la muerte, por ejemplo a Joxe Arregi? en plenas facultades para seguir “sirviendo a la patria”, y el que no, ascendido directamente. Dime de verdad que no sabes ver dónde está el problema…

            • Moscú dijo:

              En eso, llevas razón, para que te voy a decir otra cosa.

              http://www.elpais.com/articulo/espana/ARREGUI_IZAGUIRRE/_JOSE_/ETA_MILITAR/ETA/informe/forense/reconoce/Jose/Arregui/fue/torturado/elpepiesp/19810217elpepinac_4/Tes

              Me he informado algo de quién fue ese hombre, parece ser que esos hechos ocurrieron por 1980-1981 con una democracia en pañales y un franquismo todavía muy presente, ni siquiera Felipe González entró al poder todavía.

              Pero quiere que me des más información: ¿ese hombre era etarra de verdad? ¿ese hombre tenía algún delito de sangre o no?

              Es que no conocía la historia, por Internet he visto unas imágenes muy duras y me ha impactado mucho.

              Tengo que decirte que con ETA hay que acabar, pero también te digo que el ejército, policia, etc. de España tampoco es que sean santo de mi devoción porque creo que quedan muchos fascistas salvajes.

              Otra pregunta: ¿España tortura más que el entorno europeo?

            • disidente dijo:

              Aquí un amplio video de 7 minutos sobre el caso de Arregi, actualmente, su torturador está muerto, murió de cancer, y creo que recibió un honrroso funeral reconociendo sus méritos…

            • Moscú dijo:

              Disidente, parte del vídeo es de la cadena progresista Cuatro, luego dices que si estos apoyan la tortura y no cuentan las cosas, pues ya ves que sí; y el caso de Roquetas por ejemplo fue sonado.

              Otra cosa: Entonces, Arregui era etarra? Participó en algún atentado??

            • disidente dijo:

              Ya sabía yo que lo único que ibas a sacar del video es que uno de los medios que aparecen es de PRISA, tu obsesión con la ideología de los medios me empieza a preocupar.

              ¿Por qué preguntas si Arregi perteneció a ETA? para criticar o justificar su tortura? Por si no lo sabes, los derechos humanos son universales.

            • disidente dijo:

              Mira, aquí otra interesante noticia, del año 81 en El País (sí, ya, no hace falta que nombres la empresa a la que está adscrita este diario para llevar el tema a lo que te interesa.)

              http://www.elpais.com/articulo/espana/ARREGUI_IZAGUIRRE/_JOSE_/ETA_MILITAR/ETA/informe/forense/reconoce/Jose/Arregui/fue/torturado/elpepiesp/19810217elpepinac_4/Tes

              En este artículo hay información interesante, como digo, pertenece a una edición de Febrero de 1981, y en él se nombra al médico y político Santiago Brouard, quien sería asesinado tres años más tarde, un 20 de Noviembre por el GAL.

              A veces te encuentras cosas curiosas en las hemerotecas.

            • comodoro1 dijo:

              @ Moscu. Recapacita sobre esto, por favor. La tortura es tortura siempre. No importa quien sea el objeto, tanto un inocente como el peor de los criminales.
              Me tomare la libertad de darte un consejo, piensalo y luego haz lo que quieras: trata de pensar en los hechos, no en la ideologia de la persona que esta detras de ellos. El maniqueismo (PP-derecha-franquistas/PSOE-izquierda-virtuosos) es muy debil porque hay muchos grises. Un ejemplo, el GAL, no fue una cosa de la derecha (aunque con tu argumentacion casi ha parecido que la culpa fue de El Mundo y el PP por airearlo), asi que supongo que tendras que reconocer que dentro del PSOE hay alguno de esos fascistas que tanto nombras en tus intervenciones.
              Se te ven muy buenas intenciones, Moscu, pero necesitas dejar atras el dogmatismo.

            • Moscú dijo:

              La ideología es muy importante Disidente, te lo digo porque luego dices que si PRISA defiende postulados a favor de la tortura o principios de derechas, pues el argumento se te cayó; lo mismo lo digo cuando te metes con La Sexta y sus informativos, a los que tú odias.

            • Moscú dijo:

              Claro que los derechos humanos son universales, pero te recuerdo que los de la ETA no son presos políticos, lo son por asesinos. Y también tenían derecho a la vida y a que ningún terrorista les quitará la vida Miguel Ángel Blanco, Isaías Carrasco o los muertos en los atentados de Hipercor, y así un largo etcétera de víctimas de la ETA a las que tú les haces poco aprecio.

            • Moscú dijo:

              Comodoro, es cierto y me parece muy mal que la sufra gente inocente como la mayoría de presos del franquismo, gente luchadora, honrada y digna como el recién fallecido Marcelino Camacho. También es una barbaridad que la pueden sufrir gente que pertenece a Batasuna o los de Egunkaria, que no tenían nada que ver con ETA; y en realidad, no debería haber tortura en España por la Constitución, así que los etarras asesinos que la han sufrido pueden alegar eso legalmente a su favor y con toda la razón del mundo porque la tortura no se puede practicar en España en teoría; lo que sí te digo es que no me apiado ni seré la voz que clamé en defensa del asesino de Isaías Carrasco o de cualquier concejal inocente asesinado. Vale, todo el mundo tiene derechos, pero si esa persona asesinó a sangre fría a alguien no es lo mismo que alguien que ha luchado de forma pacífica y es detenido sin motivos como pasa mucho en las dictaduras.

          • sukoi-27 dijo:

            Lo asesinaron… lo cual es una tortura. Les pagas de tus impuestos?? Fueron perseguidos?? Cumplen sus condenas??… evidentemente no puedes comparar la impunidad con que actúa el estado y sus servidores y la de los etarras… sus crímenes?? Has empezado a leerte algo de lo que he copiado o linkado??

  7. sukoi-27 dijo:

    Azeri – Via GARA , 28.01.2004 11:44

    El Tribunal Supremo español ha absuelto a cuatro guardias civiles que fueron condenados a penas de arresto mayor e inhabilitación por torturar a siete vecinos de Zornotza.

    La Audiencia de Bizkaia consideró en 2001 responsables de las torturas sufridas veintiún años atrás por siete vecinos de Zornotza a los guardias civiles Lucio de Sosa, José Vazquez, Felipe Mateos, Antonio Beltrán, Paulino Santos, José García y Antonio Airas, y les condenó a penas de arresto mayor. También impuso una pena de catorce años de inhabilitación al teniente Antonio Tocón por «pre- varicación». Ahora, el Tribunal Supremo ha absuelto a cinco de los condenados y ha rebajado las penas de los otros tres.
    El Supremo manifiesta que los cuatro agentes del cuerpo militar que absuelve participaron como instructores y secretarios «de una concreta diligencia, y no puede afirmarse como probado que intervinieran en la causación de las lesiones, bien de forma activa u omisiva, pues no fueron reconocidos por los perjudicados en los hechos como intervinientes en la producción o presentes durante las diligencias policiales en las que se actuó de forma contraria al ordenamiento penal».

    El auto revocado por el Supremo calificaba de «calvario» el periodo que los siete detenidos permanecieron en manos de la Guardia Civil. Aseguraba, además, que los instructores y secretarios de los atestados no impidieron, como es su deber, que se realizaran las torturas sobre los detenidos.

    La sentencia del Alto Tribunal español, de la que ha sido ponente el magistrado Andrés Martínez Arrieta, absuelve al teniente Tocón al considerar que «su participación en los hechos no debería haberse calificado de prevaricación, sino en todo caso como un delito contra las personas con el fin de obtener una confesión».

    Respecto a los guardiaciviles que absuelve, señala que, aunque ha quedado acreditado que «participaron de forma omisiva en la causación de las torturas, no pudo afirmarse como probado (…) que quienes figuran como instructor y secretario de las diligencias intervinieran en la causación de las lesiones (…) pues no fueron reconocidos por los perjudicados en los hechos como intervinientes».

    El Supremo considera que «el larguísimo tiempo transcurrido desde los hechos a su enjuiciamiento evidencia una dilación que ha de ser tachada de indebida», pero rebaja también las penas impuestas a los otros tres condenados a su extensión mínima: tres meses para uno y un mes para los otros dos.

    El juicio se celebró en 2001 después de continuas maniobras dilatorias y dos suspensiones, la última en 1996.

    Tras las sesiones, la Audiencia de Bizkaia consideró probados los continuos golpes que padecieron los detenidos y la aplicación de técnicas de tortura como «la bolsa», «la bañera» y «la barra». Manifestó, además, que las declaraciones de los vecinos de Zornotza «han sido persistentes en el tiempo» y que «no se observan contradiciones relevantes».

    Un juez cree «inverosímil» que no sean responsables
    GARA

    MADRID

    La sentencia que absuelve a los guardias civiles de las torturas cuenta con un voto particular formulado por el magistrado José Antonio Martín, quien discrepa respecto a la absolución de los funcionarios de la Policía que ejercieron de ins- tructores y secretarios. Martín señala que es «inverosímil que los funcionarios que tuvieron la misión de pasar a texto escrito las declaraciones de los detenidos no hayan participado en el interrogatorio previo, ya que sostener lo contrario sería tanto como admitir que actúan como una especie de buzón, sin conocimiento ni de los hechos ni de las manifestaciones verbales que deben preceder su transcripción».

    A su juicio, en todo centro de detención policial se deben respetar «escrupulosamente» los derechos fundamentales del detenido, por lo que «todos los funcionarios que intervinieron como secretarios e instrucciones en la práctica del interrogatorio que se plasma en el atestado son autores de delitos de torturas, por lo menos en la modalidad omisiva».

    • Moscú dijo:

      Eso está bien, que se sepa y sea juzgado; la tortura es ilegal en España y si se conoce, debe ser puesto a disposición de la justifica el que la haya cometido.

  8. sukoi-27 dijo:

    28.01.2004 – 12:19
    JUICIO CONTRA DIEZ GUARDIA CIVILES POR TORTURAR
    A SIETE CIUDADANOS VASCOS
    Entre el 19 de noviembre y el 1 de diciembre de 1980 la Guardia Civil realizó una amplia operación en Zornotza en la que fueron detenidos Ernesto Alberdi, Jon Urrutia, Juan José Larrinaga, Roberto Zabala, Fernando Irakulis, Juan Luis Irakulis, Agustín Gisasola y otras personas. Los detenidos denunciaron haber sufrido torturas a manos de la Guardia Civil, y en la mayoría de los casos los médicos forenses que los atendieron constataron lesiones. Pese a todo, algunos de los detenidos fueron encarcelados y posteriormente condenados, pero sin embargo, ha llevado más de veinte años sentar en el banquillo a algunos de los guardias civiles acusados de malos tratos.
    El lunes día 18 comenzará en la Audiencia de Bilbo el juicio contra diez guardia civiles por los malos tratos aplicados a los detenidos. Los acusados son:
    Lucio de Sosa Robledo: Identificado por Roberto Zabala, Ernesto Alberdi y Juan José Larrinaga como una de las personas que los torturó. Así mismo, actuó como instructor en el caso de Juan José Larrinaga y Fernando Irakulis.
    Tanto la acusación popular como la acusación particular piden para él 36 meses de arresto y 36 años de inhabilitación por tres delitos de lesiones provocadas en el curso de una investigación policial y con el fin de obtener confesiones y por otros tres de permitir los malos tratos.
    José García Maldonado: Fue identificado por Ernesto Alberdi como uno de los que le torturó.
    Las acusaciones piden seis meses de arresto mayor y seis años de inhabilitación por un delito de lesiones provocado en el curso de una investigación policial y con el fin de obtener confesiones.
    Antonio Arias Carnero: Estuvo presente en los interrogatorios a Ernesto Alberdi y no hizo nada por evitar los malos tratos. Alberdi lo identificó.
    Las acusaciones piden seis meses de arresto mayor y seis meses de inhabilitación por permitir los malos tratos.
    José Vázquez Domínguez: Actuó como instructor en los casos de Juan Luis Irakulis y Ernesto Alberdi.
    Las acusaciones piden doce meses de arresto mayor y 12 años de suspensión por permitir los malos tratos a dos de los detenidos.
    Felipe Mateos Robles: Actuó como instructor en la práctica de diligencias con Jon Urrutia.
    Las acusaciones piden seis meses de arresto mayor y seis años de inhabilitación por permitir los malos tratos a uno de los detenidos.
    Antonio Beltrán Alcántara: Actuó como secretario en la práctica de diligencias con Jon Urrutia. Las acusaciones piden seis meses de arresto mayor y seis años de inhabilitación por permitir los malos tratos a uno de los detenidos.
    Paulino Santos Capaña: Actuó como secretario respecto a Juan José Larrinaga y Fernando Irakulis.
    Las acusaciones piden doce meses de arresto mayor y doce años de inhabilitación por permitir los malos tratos a dos de los detenidos.
    Julián González Pomares: Actuó en calidad de instructor en el caso de Roberto Zabala.
    Las acusaciones piden seis meses de arresto mayor y seis años de inhabilitación por permitir los malos tratos a uno de los detenidos.
    Antonio Bailo Roche: Actuó como secretario respecto a Roberto Zabala.
    Las acusaciones piden seis meses de arresto mayor y seis años de inhabilitación por permitir los malos tratos a uno de los detenidos.
    Antonio Tocón Diez: El superior responsable a cuyas ordenes directas se llevaron a cabo los interrogatorios.
    Las acusaciones piden para él 36 años de inhabilitación por seis delitos del artículo 359, es decir, por dejar maliciosamente de promover la persecución y castigo de los guardias civiles, faltando a la obligación de su cargo.
    En conclusión, las acusaciones solicitan penas de entre 36 a 6 meses de arresto mayor y de 36 a 6 años de inhabilitación.
    Por el contrario el fiscal solicita el sobreseimiento de la causa, alegando no haber motivos suficientes para acusar a determinadas personas como autores, cómplices o encubridores de un delito.
    Las defensas de los guardias civiles acusados también solicitan el sobreseimiento alegando la prescripción del delito. Además alegan indefensión por algún defecto de forma en la tramitación de la causa.

    El periplo de los torturados
    Ya han pasado más de 21 años desde que sucedieron los hechos denunciados, y los guardias civiles acusados por torturar a ciudadanos vascos van a sentarse ahora en el banquillo.
    Por contra, los detenidos y víctimas de los malos tratos en algunos casos han sido encarcelados y condenados sin tener en cuenta las torturas padecidas.
    Así Fernando Irakulis y Ernesto Alberdi se encuentra en prisión desde entonces. Irakulis está actualmente en Ocaña I y Ernesto Alberdi en Langraitz. Los dos tienen cumplidas las tres cuartas partes de la condena desde 1995, pero sin embargo continúan en prisión.
    Juan José Larrinaga pasó 20 años en prisión, Jon Urrutia pasó doce años en la cárcel, Juan Luis Irakulis pasó un año y cinco meses, Roberto Zabala estuvo seis meses y Agustín Gisasola quedó en libertad sin siquiera pasar delante del juez.

    Testimonios de los torturados
    Entre el 19 de noviembre y el 1 de diciembre de 1980 la Guardia Civil realizó una amplia operación en Zornotza en la que fueron detenidos Ernesto Alberdi, Jon Urrutia, Juan José Larrinaga, Roberto Zabala, Fernando Irakulis, Juan Luis Irakulis y Agustín Gisasola. Todos los detenidos estuvieron alrededor de ocho días incomunicados y denunciaron haber sido sometidos a tremendas torturas. En la mayoría de los casos los médicos forenses que los atendieron constatan la existencia de rastros que evidencian las torturas. He aquí algunos extractos de las declaraciones de los detenidos ante el juez.
    Juan Luis Irakulis: “Al ser detenido, me llevaron encapuchado a un monte cerca de un río donde me metieron vestido, simulando que me iban a disparar haciéndome poner de rodillas, y de hecho dispararon dos tiros al aire”
    Fernando Irakulis: “Al protestar porque una de las esposas me apretaba y no dejaba circular la sangre, fui apaleado y colgado por unas anillas que estaban en la pared a una altura de 1,80 del suelo y 1,70 de anchura de una a otra, y una vez colocado en esa postura fui golpeado en los costados, la cabeza etc, y procuraban las mínimas marcas”.
    “La tercera noche la pase colgado de las rejas de encima de una puerta, colgado agarrado únicamente de una de las muñeca, y al ser abierta la puerta recibía golpes con ella, haciéndome estirar el brazo y por lo tanto se cerraba aun más la esposa. Al cuarto día, cuando acabaron los golpes me bajaron y me dieron pomada ?tantum? para hacer desaparecer los moratones y una cápsula color rojizo. Esto lo hicieron hasta el último día que permanecí en comisaría”.
    Jon Urrutia: “Fui trasladado a los alrededores de San Isidro, y allí fui amenazado de muerte por la Guardia Civil y golpeado violentamente en todas partes del cuerpo, bien con las manos bien con las pistolas. También me colocaron una bolsa de plástico en la cabeza para impedirme respirar”
    “En el cuartel de La Salve volví a padecer las torturas ya señaladas, y además me aplicaron torturas coma la barra, la bañera, golpes con un palo de béisbol en las costillas, golpes durante horas con una guía de teléfonos, provocaciones verbales, vejaciones de todo tipo y amenazas”
    Estos relatos de tortura vienen avalados en algunos casos por los informes de los forenses:
    Informe pericial realizado a Juan Luis Irakulis: “Presenta hematoma en ambos omoplatos de unos veinte centímetros. Hematoma de unos dos centímetros en ambas regiones rotulianas. Hematoma de un centímetro en cornea derecha. Hematoma de dos centímetros en párpado derecho?”
    Informe pericial realizado a Agustín Gisasola: “Dos hematomas uno a nivel interparietal y otro a nivel occipital, hematoma de color verdoso retro articular derecho de cinco centímetros, dolor a nivel del oído derecho que se debe a golpe y ha podido provocar una otitis traumática, oreja derecha ligeramente tumefacta y amoratada, hematoma en zona paraesternal media derecha de cuatro por tres centímetros, hematoma en reborde inferior de la parrilla costal izquierda de dos por un centímetro, hematoma en región inguinal izquierda alta de dos por un centímetro, dolor y tumefacción en la articulación metacarpo falángica del dedo pulgar de la mano derecha y pequeño hematoma a nivel del dorso del primer dedo del pie”.

    Personación del ayuntamiento de Zornotza en la causa en calidad de acusación popular
    Los sucesos de noviembre y diciembre de 1980 crearon notable malestar entre los vecinos de Zornotza, y se realizaron numerosas iniciativas para denunciar la actuación de la Guardia Civil y las torturas padecidas por los convecinos detenidos. Además de las movilizaciones realizadas, caben destacar las iniciativas del ayuntamiento.
    Por una parte, tras las detenciones el ayuntamiento decidió convocar una manifestación denunciando la falta de información sobre los detenidos y la ocupación del pueblo por parte de la Guardia Civil.
    Posteriormente, al tener conocimiento de las denuncias de tortura y malos tratos de los detenidos, el ayuntamiento de Zornotza acordó en pleno extraordinario interponer una querella criminal por torturas. Esto propició que hoy en día el ayuntamiento lleve la acusación popular en este caso. En aquella época el ayuntamiento de Zornotza estaba compuesto por nueve concejales del PNV, cuatro de HB, dos del PSOE, uno de LKI y uno del PCE. La querella del ayuntamiento fue avalada por 3.000 vecinos del municipio que dieron su firma.

    Los acusados y las maniobras dilatorias
    Desde que sucedieron estos hechos hasta que parece que van a ser juzgados han pasado ya mas de 20 años, durante los cuales las maniobras dilatorias han sido constantes. Primero se planteó la posible competencia de la Jurisdicción militar para juzgar el caso, cuestión que no acaba de resolverse definitivamente hasta mayo de 1983. Posteriormente la dilación en la realización de las pruebas es evidente. Así, por ejemplo, el juez acordó en mayo de 1983 realizar la rueda de reconocimiento para identificar a los guardia civiles, y esta diligencia no se practicó hasta febrero de 1988. ¿Cinco años para una simple rueda de reconocimiento?. Cabe destacar del mismo modo el hecho de que tanto las acusaciones como el Ministerio Fiscal y las defensas de los acusados presentaron sus escritos de acusación y defensa en mayo de 1996. Han transcurrido otros cinco años desde que se realiza el último trámite previo a la celebración de la vista.

    Lectura y valoración de Torturaren Aurkako Taldea ? TAT (2001)
    Lamentablemente, tenemos que salir de nuevo a denunciar la impunidad de que goza la práctica de la tortura contra ciudadanos vascos.
    En este caso queda en evidencia la desidia de los tribunales a la hora de enjuiciar hechos de extrema gravedad, prohibidos con carácter universal, repudiados, al menos públicamente, por esos mismos tribunales y por el conjunto de la sociedad. Casi veintiún años después de haber sucedido los hechos van a ser enjuiciados los guardias civiles presuntamente responsables. Y una de las preguntas que nos hacemos es ¿habrán seguido “trabajando” estos guardias civiles”? ¿habrán torturado a alguien más estos guardias civiles? Ocasión al menos sí que han tenido, ya que ninguno de ellos ha sido apartado, al menos cautelarmente de sus funciones. ¿Es así como se protege a los ciudadanos de la tortura? La administración tiene como misión garantizar la integridad de los detenidos, apartando cautelarmente de sus funciones a agentes acusados de este tipo de delitos, al menos cautelarmente y hasta que las responsabilidades queden clarificadas. En este caso, como en muchos otros esto no ha sucedido.
    Por otra parte, tras veintiún años de proceso, impulsado exclusivamente por las acusaciones, puede suceder que, como alega la defensa de los acusados, los delitos hayan prescrito ya y los agentes, aunque quedara demostrada su participación y responsabilidad en los hechos no sean condenados. ¿Es así como se trata de erradicar la tortura?
    Este caso también evidencia la actitud del Ministerio Fiscal, cuya obligación es perseguir de oficio los delitos, más aún en un caso de torturas. En el caso que se va a enjuiciar la próxima semana, el fiscal más bien actúa como defensor de los acusados, solicitando el sobreseimiento de la causa por considerar que no están determinadas las personas responsables del delito, a pesar de que los acusadores reconocieron a varios agentes de la Guardia Civil como sus torturadores. Todo el peso del proceso ha recaído en exclusiva al tesón y trabajo de impulso de las acusaciones particular y popular.
    Finalmente, desde el TAT queremos prevenir, en este caso estamos a tiempo, de lo que pudiera suceder en caso de que alguno o algunos de los agentes acusados fueran condenados. Aún en ese caso, las defensas podrían prolongar el procedimiento durante varios años más mediante la interposición de recursos ante instancias judiciales superiores, para al fin, en caso de que se agotara esa posibilidad y las condenas se convirtieran en firmes, el gobierno indulte a los agentes condenados.
    Lo hemos visto hace escasos meses. El Gobierno indultó a 14 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional condenados por torturas practicadas a ciudadanos vascos en las mismas fechas en que ocurrieron los hechos que la semana que viene se enjuician.
    Mientras todo esto es así, cabe destacar que la Audiencia nacional juzgó y condenó a varios de los torturados, algunos de ellos aún hoy en día en prisión, 21 años después, siguen en prisión. ¿Y si el tribunal llega a la conclusión de que realmente estas personas fueron torturadas? ¿Se llegarán a invalidar las declaraciones sobre cuya base fueron condenados por la Audiencia Nacional?
    Para terminar, mediante estas líneas queremos recordar de nuevo las recomendaciones y preocupaciones que desde diversos organismos internacionales se han dirigido al gobierno español en torno a las cuestiones que acabamos de plantear.

    Sobre la investigación de las denuncias de torturas:
     El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) considera “importante que las alegaciones de tortura y otras formas de malos tratos sean rápidamente investigadas por las autoridades competentes con la intención de llevar ante la justicia lo antes posible los agentes de fuerzas de seguridad implicados en dichas prácticas”.
    En todos los informes de sus visitas periódicas pide “información sobre los mecanismos de investigación de las denuncias de torturas y malos tratos incluyendo detalles concretos de las garantías que aseguren la objetividad y la independencia de dichas investigaciones”.
     El Comité Contra la Tortura (A/48/44, paras. 430-458) reitera su “preocupación por el aumento del número de denuncias de tortura y malos tratos y las demoras en la tramitación de esas denuncias”.
    En el informe A/53/44 (paras. 119-136) denuncia que “la información que ha recibido el Comité es indicativa de que las actuaciones judiciales en las quejas por tortura, tanto en la fase de instrucción como de juzgamiento, se prolongan con frecuencia por plazos absolutamente incompatibles con la prontitud que prescribe el artículo 13 de la Convención. El Comité ha conocido casos de sentencias pronunciadas hasta quince años después de ocurridos los hechos”. Recomiendan la “adopción por las autoridades a las cuales concierna de las medidas necesarias para corregir el defecto que se ha observado de la prolongada extensión de la investigación de las quejas por tortura y malos tratos”. Piden que “los funcionarios o agentes estatales, que tienen la responsabilidad del ejercicio de la acción penal pública en representación del Estado y de la sociedad, insten mediante el ejercicio de todos los recursos procesales disponibles por la sanción efectiva y ejemplarizadora de la tortura, sin dejar librada esta responsabilidad sólo a la actividad de los directa y personalmente ofendidos”. “El Comité insta a las autoridades del Estado a adoptar de oficio procedimientos para investigar la ocurrencia de todo caso de tortura o malos tratos de que tenga conocimiento o noticia por cualquier medio, aun cuando las víctimas no formalicen su queja en la forma que prescribe la ley”.
     El Comité de Derechos Humanos (CCPR/C/79/Add.61) “recomienda al Estado parte que establezca procedimientos transparentes y equitativos para la realización de investigaciones independientes sobre las denuncias de malos tratos y de tortura por parte de las fuerzas de seguridad, y lo exhorta a llevar a los tribunales y enjuiciar a los funcionarios declarados culpables de cometer tales actos y a imponerles la pena apropiada”.
     Amnistía Internacional denuncia que “el aumento de la extensión de las prohibiciones y la ampliación de las penas son de por si insuficientes para terminar o reducir significativamente la tortura o los malos tratos”.
    Sobre los indultos a los agentes condenados por torturas:
     El Comité Contra la Tortura (A/48/44, paras. 430-458) reitera su preocupación “por la aparente impunidad de que han gozado varios torturadores”.
    Más aún denuncia en el documento A/53/44, (paras. 119-136) que “sentencias pronunciadas contra funcionarios acusados de torturas, que con frecuencia imponen penas nominales que no implican periodos efectivos de encarcelamiento, parecen demostrar condescendencia que priva a la sanción penal del efecto disuasivo y ejemplarizador que debiera producir y conspira contra la erradicación efectiva de la tortura”.
     El Comité de Derechos Humanos (CCPR/C/79/Add. 61) “siente preocupación por los numerosos informes que ha recibido de malos tratos, e incluso de tortura, por parte de los miembros de las fuerzas de seguridad a los sospechosos de actos terroristas. A ese respecto, observa con inquietud que las autoridades públicas no siempre realizan investigaciones sistemáticamente y que, cuando los miembros de esas fuerzas son declarados culpables de tales actos y condenados a penas de privación de libertad, a menudo reciben indultos, son excarcelados pronto o simplemente no cumplen la condena. Además, raras veces se inhabilita por largo tiempo a los autores de tales actos”.
     Amnistía Internacional denuncia que “durante muchos años la escala y frecuencia de indultos ofrecidos a agentes de fuerzas del orden condenados por delitos graves de tortura han sido vistos con preocupación por AI” y tras examinar la acción judicial sobre alegaciones de torturas resume esta situación como “la continuidad de la política de perdón y recompensa con la que efectivamente se provee de impunidad a los agentes condenados”
    Sobre las declaraciones obtenidas bajo tortura.
     El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) muestra su preocupación en los Informes al Gobierno español en sus visitas periódicas, sobre los “procedimientos seguidos por los jueces de instrucción y magistrados cuando se confrontan con alegaciones autoinculpatorias de los acusados obtenidas como resultado de tortura u otras formas de malos tratos”.
     El Comité Contra la Tortura (A/48/44, paras. 430-458) afirma que la justicia española “no parece excluir completamente la admisibilidad de las declaraciones obtenidas bajo tortura” y (A/53/44, paras. 119-136) “los jueces no obstante excluir como prueba de cargo en contra de quien las prestó declaraciones que reconocen viciadas por haberse obtenido mediante apremios o torturas, decisión que es consecuente con lo dispuesto en el artículo 15 de la Convención, aceptan esas mismas declaraciones como fundamento para incriminar a otros coprocesados”.
     El Comité de Derechos Humanos (CCPR/C/79/Add.61) considera que “inquieta al Comité el hecho de que las pruebas obtenidas mediante coacción no son desestimadas sistemáticamente por los tribunales”.
    No nos queda más que volver a insistir en que la práctica de la tortura es erradicable. Es urgente e imprescindible la adopción de medidas para terminar con esta lacra. El TAT ha lanzado ya su propuesta. Es hora de que los agentes de cualquier ámbito que operan en Euskal Herria asuman la lucha contra la tortura como algo propio y necesario. Nosotros estamos en ello.
    e-maila: tkt_santurtzi@euskalerria.org

  9. sukoi-27 dijo:

    La larga bota de la impunidad. Torturas y malos tratos.
    El corporativismo dentro de la Policía y la Justicia hacen que sólo el 7% de las denuncias acabe en condena. El entonces relator especial de la o nU para la tortura, Theo van Boven, tras una visita en 2003, afirmó que estas prácticas policiales no son “sistemáticas” pero sí “más que esporádicas” en el Estado español…
    Diagonal | Kaos. Estado Español | 30-5-2007 a las 14:59 | 887 lecturas | 5 comentarios
    http://www.kaosenlared.net/noticia/larga-bota-impunidad-torturas-malos-tratos

    BARCELONA. Concentración frente a la comisaría de Vía Laietana de Barcelona para exigir la libertad de Lluis Maria Xirinacs (ex senador independentista), condenado por un discurso. / Oriol C
    Esto lo corrobora un informe hecho público recientemente por 44 organizaciones de todo el Estado que, desde 2001, han recopilado 4.196 denuncias. Es decir: casi 700 personas al año relatan haber sido sometidas a tratos crueles o degradantes por alguno de los cuerpos policiales.

    IMPUNIDAD POLICIAL: EL CORPORATIVISMO DE LA POLICÍA Y LA JUSTICIA IMPIDE QUE LOS CASOS DE MALOS TRATOS Y TORTURA SE CASTIGUEN

    El 7% de las denuncias acaba en condena
    Alvar Chalmeta y David Fernández. Redacción / Barcelona

    Cuando los policías abusan. El entonces relator especial de la o nU para la tortura, Theo van Boven, tras una visita en 2003, afirmó que estas prácticas policiales no son “sistemáticas” pero sí “más que esporádicas” en el Estado español. Esto lo corrobora un informe hecho público recientemente por 44 organizaciones de todo el Estado que, desde 2001, han recopilado 4.196 denuncias. Es decir: casi 700 personas al año relatan haber sido sometidas a tratos crueles o degradantes por alguno de los cuerpos policiales.

    “Yo vivo cerca, estaba a las 2.40 h en un pub. Fui a mi casa a dejar algo de ropa y a la vuelta, fue entrar en la calle y en ese momento la policía la cerró y empezaron una carga en la que golpearon a toda la gente que estaba delante del pub”. Es el relato de Susana Cortés López, vecina del barrio de Malasaña, herida a primeros de mayo en una las razzias que la policía desencadenó en este céntrico barrio de Madrid durante dos noches seguidas tras unos enfrentamientos con jóvenes que bebían en la calle. “El día que a mí me pegaron, pegaron como a 30 personas más que estaban saliendo de un bar.

    Eran cargas indiscriminadas contra todo el mundo. A mí me rompieron la mano con una porra extensible unos policiales nacionales. Me protegí con el antebrazo del golpe que iba dirigido a la cabeza. Nada más llegar a la unidad móvil del Samur me dijeron que tenía triple fractura del hueso. Me han tenido que operar”. Algunos vecinos buscan testigos y heridos del barrio para presentar una denuncia colectiva. “Yo conozco a tres vecinos a los que pegaron cuando iban a sus casas, pero no van a presentar denuncia. Hay un problema añadido, tienes que presentar la denuncia contra un cuerpo policial concreto y ese día en la carga había municipales y nacionales y no se sabía muy bien quién golpeaba. Estás luchando un poco contra el aire, porque encima, tú tienes que identificarlos. Y la placa la llevaban tapada, durante las cargas llevaban la identificación cubierta”.

    Y es que las lluvias de porrazos que con tanta frecuencia los diferentes cuerpos policiales acostumbran a repartir en las calles también pueden llegar a ser actos de tortura. Según la definición de la o nU, “se entenderá por tortura todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves -físicos o mentales- con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, cuando dichos dolores sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instancia suya o con su consentimiento”. Pero si, año tras año, numerosos informes de organizaciones de DD HH constatan la pervivencia de la tortura en el Estado español, es porque existe impunidad.

    Para Jorge del Cura, del Centro de Documentación contra la Tortura de Madrid “el problema es todo lo que rodea un caso general de investigación. Es el corporativismo de los funcionarios: es el papel de los médicos forenses, es la actitud de los jueces en general de quitar hierro, de evitar por todos los medios poner la palabra tortura y buscar cualquier otra calificación como malos tratos o lesiones. La tortura existe porque se consiente y porque es útil. Se consiente porque hay ese corporativismo”.

    Y añade, “otro de los problemas es el concepto de tortura; tanto la definición internacional como el código penal hablan de ‘agresión grave’ y grave es una palabra ambigua. También es equívoca la expresión ‘aplicar la fuerza mínima necesaria para reducir’. Son conceptos muy difíciles de tasar”. Pone como ejemplo el caso Roquetas “que ha sido calificado como de atentado no grave contra la integridad de Galdeano. Y este agricultor no sólo está muerto sino que tenía más de 80 golpes y lesiones por todo el cuerpo. ¿Y esto no es grave?”. Como caso contrario se remite a los sucesos de Malasaña “al parecer un policía sufrió la rotura de un brazo.

    La policía y la prensa lo calificaron como de herido grave. Si un manifestante es herido y no es ingresado en un hospital esa rotura es calificada de leve. Ante esa ambigüedad abierta, el corporativismo facilita la impunidad. Los agentes saben que pueden llegar muy lejos”. Hay otros mecanismos de impunidad. Como denuncia Julen Arzuaga, de Behatokia, el observatorio vasco de los DD HH, la denuncia de tortura se puede volver contra quien la hace. “Esto responde a que la denuncia de la persona torturada ha hecho su recorrido, tanto en el ámbito judicial como en el de reconocimiento social.

    Como método eficaz de atajarlo la Guardia Civil (GC) o el Ministerio de Interior han introducido querellas por ‘denuncias falsas’ o ‘calumnias’ contra el denunciante”. Y explica algunos casos: “Martxelo Otamendi, director del diario en euskera Egunkaria, detenido en la operación por la que cerraron el periódico, interpuso denuncia por el trato recibido durante la detención incomunicada, detención secreta donde se produce un verdadero espacio de impunidad que facilita la práctica de torturas.

    La denuncia recorre medio mundo por el cargo que tiene Otamendi y por su determinación para difundirla. El Ministerio de Interior reaccionó interponiendo una contraquerella por ‘denuncia falsa’ acompañada de otra por ‘colaboración con ETA’ al considerar que la denuncia la hacía siguiendo directrices de la organización armada. El juez de la Audiencia Nacional Guillermo Ruiz Polanco admitió a trámite la denuncia de Interior, hoy en día pendiente de decisión”. Arzuaga expone otro caso, el de Unai Romano que denunció las torturas brutales que había recibido tras ser detenido por la GC en una operación en 2001 acusado de pertenencia a banda armada. “Aún constando pruebas de tanta entidad como las imágenes del estado en el que quedó tras pasar por comisaría [ver fotos], la denuncia fue archivada, por considerarse que la cara deformada era fruto de un mal golpe que habría recibido al caerse. Tras el archivo, los GC acusados se convierten en acusadores e interponen una demanda de ‘calumnias en conexión con colaboración con banda armada’, la misma construcción que en el caso de Otamendi”.

    Las denuncias de los Mossos

    Las denuncias por malos tratos afectan a todos los cuerpos policiales, incluso a los autonómicos, de formación relativamente reciente. Así, en Cataluña, la actuación de los Mossos d’Esquadra a medida que su despliegue se ha ido consumando no ha estado exenta de actuaciones polémicas. La pauta de la inmunidad se constató en Roses (Girona) en 2004.

    Un juez certificó las torturas a un ciudadano magrebí detenido por una simple infracción de tráfico pero no pudo condenar a ninguno de los agentes que estaban en la comisaría la noche de los hechos. La omertà -el silencio corporativo de todos los agentes que trabajaron aquella noche- permitió que la impunidad triunfara. Cabe recordar que los Mossos d’Esquadra acapararon en 2004 las críticas del comisionado para los derechos humanos del Consejo de Europa. Álvaro Gil- Robles recopiló hasta 197 denuncias por malos tratos contra agentes del cuerpo autonómico. Uno de éstos casos, que se investiga en los juzgados de Lleida, se refiere a la detención en Torà de tres jóvenes activistas.

    Incomunicados bajo la legislación antiterrorista, el tercer día Jordi V. fue trasladado al hospital con un ataque de ansiedad y las analíticas certificaron que en los últimas 48 horas -bajo custodia policial- le habían sido suministradas substancias anfetamínicas. Cuatro años después, la acusación popular ha reabierto la causa, que había sido archivada. También en Cataluña en pocas ocasiones, estas dinámicas represivas han sido juzgadas y condenadas, aunque la absolución de jóvenes activistas detenidos por los Mossos d’Esquadra está a la orden del día: los 46 estudiantes detenidos en noviembre de 2005 en las protestas contra el proceso de Bologna, que permanecieron una hora de rodillas en el suelo y esposados, han sido todos absueltos en primera instancia. Pero ¿qué pasa cuando una denuncia sortea todos estos obstáculos y un juez inicia un procedimiento?

    Según el último informe de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura (CPT) “pueden pasar varios años hasta que se obtiene una sentencia que finalice el proceso: la media viene a ser de cinco años para las denuncias de lesiones, pero ese plazo puede verse ampliado si la acusación es por delito de ‘torturas’, en estos casos la celebración del juicio ha llegado a retrasarse hasta 20 años”.

    TORTURAS: LAS DENUNCIAS AFECTAN A PRÁCTICAMENTE TODOS LOS CUERPOS POLICIALES

    Un informe constata la persistencia de la tortura en el Estado español
    Pablo Giménez y David Vila / Aragón
    610 personas denunciaron, según organizaciones de DD HH, haber sufrido torturas o malos tratos en 2006.

    El 12 de mayo, la Coordinadora para la Prevención de la Tortura (CPT), integrada por 44 organizaciones del conjunto del Estado, presentó en Santiago de Compostela su informe sobre la tortura en el Estado español durante 2006. Según la CPT, las 4.196 denuncias recogidas entre 2001 y 2006 en las que están implicados todos los cuerpos de policía son la constatación de la persistencia de la práctica de tortura. “Estaríamos hablando de casi 700 personas por año -casi dos al día- lo que nos permite hablar de la existencia de situaciones de tortura y malos tratos de forma diaria, por no decir cotidiana”.

    El informe, la tercera investigación anual de este tipo realizada por estas organizaciones, recoge una breve descripción de cada uno de los 266 casos de torturas que han sido denunciados a lo largo del año pasado por 610 personas. Sin embargo la propia CPT afirma que los casos reales deben ser muchos más puesto que, ante la opacidad que envuelve estas prácticas, ignora el porcentaje que representan las denuncias conocidas respecto a los casos realmente producidos. La CPT aclara que las cifras de malos tratos con las que trabaja han estado siempre por debajo de las difundidas por fuentes oficiales. Los casos de torturas han sido recopilados en base a los datos que aportan los denunciantes, sus abogados y las resoluciones judiciales, y se completan además con los datos que recogen directamente las 44 organizaciones que forman la CPT.

    Las informaciones se complementan también con los informes de otras organizaciones de derechos humanos y con los casos hechos públicos por los medios de comunicación. En todos los supuestos, los episodios sólo se recogen en el informe si han podido ser suficientemente contrastados. También quedan excluidas las denuncias cuando los afectados así lo han solicitado. En 2006, la mayoría de las denuncias han provenido de Cataluña y Galicia, con un incremento del 85% y el 133% respectivamente de casos en relación al año pasado. En opinión de la CPT, esto no se debe tanto a un aumento real de los casos como a su mayor visibilidad y denuncia en aquellos territorios en los que se ha reforzado el tejido asociativo.

    Así hay amplias partes del conjunto del Estado -Ávila, Burgos, Castellón, Ciudad Real, Guadalajara, Huesca, Jaén, Logroño, Ourense, Salamanca, Segovia, Soria, Teruel, Toledo y Zamora- en las que la CPT no tiene constancia de que se hayan producido denuncias. Por el contrario, dos tercios de los casos recopilados se concentran en cuatro zonas: Cataluña (23,4%), Andalucía (22,6%), Madrid (11,7%) y Euskal Herria (11,7%, aunque aquí es de destacar el descenso del número de denuncias). La invisibilidad de la tortura no es sólo geográfica sino que también es debida a las características del colectivo humano que las sufre. El caso extremo de desconocimiento es el de colectivos con escasa capacidad de denuncia, como son los migrantes (y eso que generaron un 18% de las denuncias) y las personas presas, cuya situación es además de especial desprotección. Aunque la CPT concluye que las torturas y malos tratos afectan a todos los grupos sociales, los colectivos que generaron más denuncias han sido los sindicalistas (13,4%) y las personas vinculadas a movimientos sociales (30,5%).

    Respecto al origen de las torturas, como en años anteriores, la investigación concluye que las denuncias afectan a miembros de todas las fuerzas públicas de seguridad. La CPT llama la atención sobre el aumento de más de un 25% de los casos en los que están implicados agentes de policías locales. En su informe, la CPT también hace un seguimiento de las denuncias correspondientes a años anteriores, recogiendo las novedades sustanciales en los procesos judiciales.

    Y concluye, un año más, que los afectados tienen muchas dificultades para obtener una tutela judicial adecuada debido a la dilación de los procesos y la investigación judicial insuficiente. La CPT describe un camino de obstáculos en los tribunales que desemboca, cuando estos llegan a iniciarse, en el archivo de la mayoría de los procesos. El informe recoge el bajo número de condenas (sólo en un 7% de los procesos estudiados), su frecuente levedad y en cualquiera de los casos, la amplia casuística de concesión de indultos a los condenados. La CPT también ha recopilado 63 muertes ocurridas en 2006 bajo custodia (en dependencias policiales, cárceles…). La mayor parte de los fallecimientos se han producido en centros penitenciarios (un 60% de las muertes), en cuartelillos de la Guardia Civil (17%) o en comisarías de policías locales (13%).

    Tirón de orejas internacional

    Respecto a las reacciones al respecto de organismos internacionales, la CPT recuerda que el mes pasado se hacía público el informe del actual relator especial de la o nU, Manfred Novak, en el que lamentaba la inaplicación por parte del gobierno de las recomendaciones que su antecesor en el cargo, Theo van Boven, hiciera tras su visita en 2003. De estas recomendaciones -fin del régimen de aislamiento penitenciario, del régimen de detención incomunicada, de la política de dispersión de presos y el cambio hacia la correcta investigación judicial de las denuncias- el Estado español sólo ha atendido su recomendación de firmar y ratificar el Protocolo Facultativo de la o nU contra la Tortura. Pero recuerda la CPT que la aplicación práctica de este Protocolo por el Gobierno español ya le enfrenta a las organizaciones de DD HH.

    ¿Quién vigilará los centros de detención?

    El Protocolo de la o nU contra la Tortura ratificado en abril de 2006 por el Gobierno español obliga a sus firmantes a crear un mecanismo nacional de prevención con capacidad para inspeccionar los distintos centros de detención. El plazo para la creación de este mecanismo termina el 12 de junio. Numerosas organizaciones de DD HH entienden que en este organismo de vigilancia es imprescindible la participación directa de la sociedad civil. Algunas entidades han presentado a las administraciones competentes propuestas, entre ellas la presentada por la CPT, o la aprobada recientemente como propuesta no de ley en el Parlamento de Galicia.

    Sin embargo, el Gobierno español parece decantarse por un mecanismo de prevención bajo la órbita de la Oficina del Defensor del Pueblo. En opinión de numerosas organizaciones de DD HH, tal mecanismo no tendría el carácter independiente ni crítico y resultaría ineficaz. Expresión de esta discrepancia, el Síndic de Greuges catalán (análogo al Defensor del Pueblo) presentó recientemente una propuesta en la que reservaba para su propio organismo todas las competencias.

    MEDIDAS Y PROPUESTAS PARA PREVENIR LA TORTURA
    A.C.

    La recopilación desde hace años de numerosos casos de tratos degradantes o crueles ha llevado a diferentes organizaciones de DD HH e instancias internacionales a reclamar la aplicación de medidas para evitar los abusos policiales.

    De las 16 recomendaciones elaboradas por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura (CPT), la primera es que “las más altas autoridades e instituciones de todo el Estado deberán refirmar pública y oficialmente la prohibición, en toda circunstancia, de toda forma de tortura, así como reconocer la existencia más que esporádica de este fenómeno”. También reclaman que las personas detenidas tengan garantizado “acceder a un abogado de confianza antes de prestar declaración, puedan ser examinados por médicos de su confianza, y que su familia y allegados sean informados”.

    Los interrogatorios “deberían ser registrados con mecanismos audiovisuales controlados desde organismos independientes de las fuerzas policiales. Deberá prohibirse expresamente que haya personas que vayan encapuchadas en las dependencias policiales y en las sesiones de interrogatorio”. Respecto a las medidas legales, la CPT coincide con todos los informes sobre torturas en la exigencia de la abolición inmediata “del régimen de incomunicación, terminar con el aislamiento en prisión y derogar la política de dispersión de presos”. De la necesidad de poner en marcha medidas de prevención es también consciente un juez tan famoso como Baltasar Garzón. En diciembre del año pasado, el magistrado de la Audiencia Nacional anunció que en el caso de 11 islamistas detenidos e incomunicados en Ceuta iba a aplicar una serie de garantías contra la tortura. Entre ellas, el juez destacaba la grabación en vídeo de los interrogatorios. Fue el único caso porque después el magistrado ya no ha ordenado estas mismas medidas para otros interrogatorios.

    http://www.diagonalperiodico.net/article3944.html

  10. sukoi-27 dijo:

    Abogado de oficio que atendió a interrogados en caso ETA-Venezuela, denuncia irregularidades y acoso policial
    El periodista Ernesto Villegas, publicó en Diario Ciudad Caracas, una minuciosa narración de los hechos. La CSB Bolivar, remite los documentos del abogado de oficio de Xabier Atristain.
    Kaos. Venezuela y Estado español | 5-11-2010 a las 21:23 |
    http://www.kaosenlared.net/noticia/abogado-oficio-atendio-interrogados-caso-eta-venezuela-denuncia-irregu

    Sucedió en Madrid
    Ernesto Villegas Poljak
    Diario Ciudad Caracas / Letra Terca

    Una comisaría en Madrid. Un joven vasco preso. Se llama Xabier Atristain. Agentes de la Guardia Civil española le hacen firmar, en la madrugada, una declaración que, filtrada a la prensa, se convierte en escándalo internacional: el joven confiesa haber venido a Venezuela para participar en un curso de explosivos dictado por Arturo Cubillas.

    Los guardias civiles llaman por teléfono a un abogado, Alberto Jiménez Latorre, quien estaba de guardia en la Audiencia Nacional, para que haga de defensor público de Atristain. Es la 1 am. Los policías sólo quieren que Jiménez firme, sin preguntar, el acta con la declaración. Sorpresa: el abogado se niega, debido a las irregularidades que observa. Los agentes intentan, en tumulto, meterlo a un cuarto para “convencerlo”, y le arrebatan un celular, el cual revisan contra su voluntad, pero Jiménez se impone y los disuade de continuar el atropello. La actitud inesperada arruina la pretensión de que Cubillas, refugiado en Venezuela desde 1989 por convenio entre los presidentes Felipe González y CAP, sea pedido en extradición sobre la base de esa declaración. La solicitud, igual, es girada a Caracas, pero sin aludir a Atristain. Tiene asiento en una “prueba” distinta, también de dudosa solidez jurídica: los archivos de la supuesta computadora de Raúl Reyes, que mezclan a Cubillas con ETA y las FARC.

    Pero esa es otra historia. La de Atristain la contó Jiménez en 11 folios dirigidos al Juzgado de Instrucción Nro. 2 de la Audiencia Nacional, el 8 de octubre. Se trata de un recurso de reforma contra la medida de prisión provisional dictada a su defendido.

    Arbitrario proceder

    Parece novela policial, extraída de los tiempos del franquismo, pero sucedió en éstos, que corren. El abogado lo cuenta así:

    “El Sr. Atristain ha realizado dos declaraciones tras encontrarse totalmente incomunicado en las dependencias de la Guardia Civil de Madrid, en la C/ (comisaría) Guzmán El Bueno. Ha permanecido en las mismas casi cinco días incomunicado, suponiéndole una gran presión psicológica y emocional”.

    “Las declaraciones se han realizado de madrugada. La primera en la madrugada del 1 de octubre sobre las 7:00 am y, la segunda, en la madrugada del 3 de octubre sobre las 3:00”.

    “Los motivos (bastantes para su detención) se basan en una declaración prestada bajo las circunstancias expuestas. Es curioso, sorprendente y significativo que en la primera declaración del 1 de octubre no haya manifestado nada al respecto de lo declarado el 3 de octubre (sobre el curso en Venezuela con Cubillas), ni tan siquiera se lo preguntaron, cuando la declaración del 3 de octubre era, según los agentes, una ampliación de la del 1 de octubre”.

    “En la segunda declaración del Sr. Atristain, practicada en la madrugada del 3 de octubre, se llamó a este letrado directamente a la 1:00 am por la Guardia Civil al teléfono móvil, con el desconocimiento del Colegio de Abogados, al cual no se dirigieron, acudiendo este letrado a pesar de que tras la primera declaración, quedó citado para el 4 de octubre de 2010 a las 10 am en el Juzgado Central de Instrucción”.

    “No estaba programada una segunda declaración. Se celebra igualmente de madrugada. Se comienza sobre las 3:00 am, en unas condiciones del Sr. Atristain de falta de descanso y con la presión emocional que supone dichas horas para declarar”.

    “En dicha declaración se observa que se han vulnerado los derechos fundamentales más básicos y existe una total falta de garantía, motivo por el cual esta dirección letrada en el último folio de la declaración firma ‘NO CONFORME’ y los tres folios anteriores ni se firman”.

    “Comprobé que lo que a este letrado se le presenta para firmar no coincide exactamente con lo declarado en mi presencia por el Sr. Atristain”.

    “Pese a que los agentes le comunican al Sr. Atristain que van a proceder a exhibirle una foto para saber si reconocía a una de las personas mencionadas en la declaración, delante de este letrado no se exhibió foto alguna. Únicamente señalé, en el último folio, mi no conformidad con la forma de practicarse la declaración”.

    “Los agentes de la Guardia Civil insistieron reiteradamente en que debía firmar la conformidad, porque según manifestaron era mi obligación, diciendo que había cometido un delito al recibir con anterioridad una llamada a mi teléfono móvil de una compañera letrada, siendo previamente autorizado por ellos para atender dicha llamada y presenciada la misma en toda su breve extensión”.

    “Tras negarme a firmar e indicarme que saliera al pasillo, me invitaban a entrar en un cuarto para explicarme por qué tenía que firmar la declaración y como consecuencia de mi nivel de voz al negarme a entrar, salieron cinco o seis personas más, entiendo que agentes, que empezaron a acosarme diciéndome que les había grabado y fotografiado por el móvil, y tras arrebatarme de las manos, un agente, el teléfono móvil, comprobaron en contra de mi voluntad las últimas llamadas y SMS”.

    “Finalmente, conseguí que entendieran que era un humilde letrado del turno de oficio de la Audiencia Nacional, cuya guardia se turna una vez al año y que era un asunto designado al azar, y que había acudido llamado directamente al móvil por los agentes, mostrando buena voluntad y colaboración, con lo que finalizó la actitud muy cercana al acoso con la que me estaban tratando, procediendo a abandonar las dependencias de la Guardia Civil y procediendo a comunicar tal incidencia al Colegio de Abogados, donde consta mi llamada”.

    Denuncia Jiménez no haber tenido acceso al expediente ni más comunicación con su defendido.

    Así es la cara fea de España que El País y El Mundo no reflejan. La misma con la que suelen darnos lecciones de periodismo, debido proceso y DDHH a nosotros, los sudacas.

  11. Pingback: El terrorismo español en Euskal Herria « NON SERVIAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s