El día en que Rubalcaba dio la razón a Batasuna

Image Hosted by ImageShack.us

Por fín, ya está, Rubalcaba ha pronunciado la frase que Batasuna quería oir: “Aun en el caso de que la izquierda abertzale dijese que condena la violencia y solicitara su legalización «la respuesta va a ser radicalmente no». Se acabó pues con esta lapidaria frase con tantos años de farsa moralista de “la única condición es que condenen la violencia para volver a ser legales” que solo se creían unos pocos de millones de ingenuos. Con estas declaraciones se òne de manifiesto la dudosa legalidad de la Ley de partidos, ya que esta se hizo con la premisa de que Batasuna debía condenar la violencia si quería ser legal. Si Rubalcaba ha afirmado que ni condenando la violencia van a ser legales ¿Que sentido tiene hoy la ley de partidos? En mi opinión es hoy una ley hecha para lograr el poder en Euskadi, ya que con Batasuna en el parlamento, jamás gobernarían como lo hacen hoy.

Con las declaraciones de Rubalcaba se sacan a la luz otras muchas cosas no menos importantes. La primera es que el Gobierno español de turno no ilegaliza a dirigentes por apoyar o no condenar la violencia, el Gobierno lo que ha hecho ha sido etiquetar a todo individuo que pertenece a las siglas de Batasuna, marcarlo y apartarlo de por vida de la actividad política (Curioso es también que mientras Rubalcaba les ofrece una dicotomía única entre “o votos, o bombas” éste se empeñe sistemáticamente en impedirles votar…) Por lo tanto da igual lo que los integrantes del colectivo piensen individualmente, si antes han apoyado a ETA y hoy han rectificado condenandola, a ellos siempre se les atribuirán las siglas de Batasuna, y su condena será rechazada para siempre.

Lo segundo es que con estas declaraciones se han destapado auquellos que paradójicamente defendían que si Batasuna condenaba a ETA sería legal, pero a la vez afirmaban que en caso de condenar, deberían seguir siendo ilegalizados y encarcelados, porque “pueden estar mintiendo” (este argumento paradójico a la vez que absurdo ha sido defendido por millones de españoles sin percatar su contradicción)

Por último y no menos importante, está la eterna cuestión de Aralar. Hoy todos afirman que si Otegi y compañía abandonan Batasuna para afiliarse a Aralar, partido abertzale radical que condena los atentados de ETA, estos podrían hacer política con normalidad, como la hace actualmente el partido, pobres ilusos… de salir mañana Otegi y compañía condenando a ETA y anunciando su afiliación a Aralar, serían los propios ciudadanos defensores de esta hipótesis y el propio Gobierno español (autoviciado en su propio argumento de ilegalización sí o sí) quienes pedirían la ilegalización de Aralar por haber sido “instrumentalizado” por Batasuna, o usado como “banderín de enganche” de la organización o cualquiera de esos graciosos términos que se sacan los jueces de la manga para conculcar derechos.

Además, seamos sinceros, el grueso de la sociedad española no diferencia lo más mínimo entre nacionalismo y terrorismo, ¿alguien se puede imaginar que un solo español sepa diferenciar a Batasuna de ETA, condenando o sin condenar sus atentados sobretodo apareciendo en escena Otegi, personaje a quien no se le escucha lo más mínimo su discurso? no seamos ingenuos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s