La Europa de los pueblos

Image Hosted by ImageShack.us

Siempre he creido en esa hermosa utopía llamada “Europa de los pueblos”, en primer lugar, porque creo que es la mejor manera de organizar un marco constitucional sobre el que se constituya la Unión Europea basado en el reconocimiento de cada nación dentro de esta rica mezcla heterogenea de culturas que integran la actual Unión Europea. Porque creo que es lo más justo, lo más equitativo, porque garantiza el equilibrio y la armonía entre distintos pueblos dentro de una misma administración, y sobre todo, porque siempre he renegado del actual concepto napoleónico del Estado-Nación imperante en la actualidad que otorga el poder y el control a quien históricamente más ha matado y más ha guerreado. Soy de los que piensa que a cada cultura le corresponde su unidad política, al César lo que es del César, y todos viviremos más tranquilos.

Pero esta utopía deja de serlo tanto si observamos la deriva que está tomando el mundo actual en lo que a territorio europeo se refiere. La Europa de los pueblos no debe ser un cambio radical en la política que se lleve de la noche a la mañana, eso llevaría al caos absoluto, debe ser algo progresivo, constante y escalonado, que parta de la Unión Europea actual, a la Europa de los pueblos sin grandes vuelcos poco deseables, y la muestra de que ese cambio se está produciendo, la tenemos en las lecciones que nos vienen del norte, Reino Unido está estudiando introducir el derecho de autodeterminación para que Escodia decida libre y democráticamente su futuro, puede que antes lo decida Irlanda, al retirar RU su ley de partición, que dio origen por cierto al desarme del IRA, Groenlandia acaba de recoger el derecho de autodeterminación para emanciparse de Dinamarca, luego vendrán las Islas Feroe, tenemos también el peculiar caso de Kósovo y así sucesivamente, Por lo que cabe esperar, que España en 2012 Cumplira 500 años como estado, pero casi seguramente no cumplira otros 500.

Tampoco hay que obviar que los actuales Estados/Nación que integran Europa son muy jóvenes, Irlanda no tiene más de 80 años, la Alemania Federal acaba de cumplir 60, Italia se creó en el siglo XIX, por lo tanto es equivocada la idea de tomar los actuales estados como realidad incuestionable e innegociable, porque la historia nos demuestra la continua dinámica de cambio y modernización de las fronteras europeas.

Son básicamente las dos formas de entender el internacionalismo. Los nacionalistas de Estado (españoles, franceses, británicos…) no entienden que quienes actualmente se consideran internacionalistas sean quienes hoy están más cercanos a movimientos independentistas, que son a la vez los que defienden las actuales naciones sin estado, es decir, la libertad de todas las naciones, en un término, la Europa de los pueblos. Mientras que quienes defendemos la voz de las naciones sin estado en una futura República Federal Europea, tampoco entendemos que se hagan llamar internacionalistas aquellos que defienden como punto de partida las fronteras actuales que delimitan cada Estado, ya que para nosotros eso no son naciones, sino estados, y para ellos esos estados sí son naciones, mientras que a lo que nosotros llamamos naciones, ellos lo miran con desprecio e incredulidad al no estar ligadas a unos estamentos y unas administraciones concretas en las que poder demostrarse su existencia “real”. Podemos decir pues que el internacionalismo de derechas se basa en leyes y estamentos, mientras que el internacionalismo de izquierdas se basa en culturas, pueblos y sociedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Europa de los pueblos

  1. J.Ferrer dijo:

    Yo también creo en la Europa de los pueblos. Creo en una Europa en la que Euskadi, Valencia, Galicia, etc puedan ser estados soberanos e independientes.
    Por cierto, España no tiene 500 años de existencia sino apenas 300. Cuando los Reyes Católicos se casaron compartieron la Corona, pero no el Estado, de tal modo que tenían varios estados (reinos) con un solo jefe de estado (el rey). Más bien es a partir de la Guerra de Sucesión y la abolición de los fueros cuando se disuelven los distintos reinos y se unifican todos en este estado unitario, centralista y casposo que lleva por nombre España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s