El proyecto de Estatuto Vasco Navarro de 1931

Image Hosted by ImageShack.us

Respecto al Estatuto común entre las cuatro provincias históricas, fracasados los dos proyectos debatidos en 1931 (el de Estella y el de las propias Gestoras de las Diputaciones) por no ser acordes a la Constitución de la República, tras la aceptación del PNV de la legalidad republicana y de la normativa de elaboración de un nuevo proyecto, éste echó a andar a partir de enero de 1932 con el mandato preceptivo de las asambleas provinciales. La Comisión que lo elaboró era plural: contaba con cuatro republicanos, tres socialistas, un nacionalista, un tradicionalista y un católico independiente. De ellos, tres eran navarros: el republicano Rufino García Larrache, el católico independiente Rafael Aizpún Santafé y el socialista Salvador Goñi. El primero de ellos fue uno de los cuatro redactores finales del texto. El texto integraba la problemática específica de la Ribera y se hacía eco de reivindicaciones agraristas de izquierda muy frecuentes en el sur de Navarra en relación con los comunales y el arriendo de cultivos. Ese proyecto estatutario tuvo el apoyo de toda la Gestora de la Diputación de Navarra el 5 de mayo de 1932, a excepción del de uno de sus miembros, el republicano tudelano Luis Soriano. La Comisión Gestora, con la misma abstención de Soriano, se manifestó públicamente el 2 de junio a favor del Estatuto y tomó medidas en su apoyo.

Con todo, finalmente, en la asamblea de Pamplona del 19 de junio de 1932, los representantes de los ayuntamientos navarros, tras reunirse separadamente, votaron en contra del proyecto del estatuto común: sólo 109 (que representaban a 135.585 habitantes) de los 267 municipios votaron a favor del Estatuto común; 123 (con 186.666), votaron en contra; y 35 (con 28.859) se abstuvieron. De este modo, mientras las otras tres provincias aprobaban mayoritariamente el Estatuto, Navarra quedó desenganchada del proyecto.

El fracaso del proyecto autonómico común fue ocasionado primordialmente por el rechazo o la abstención de 111 de los 196 ayuntamientos controlados por la derecha, que suponían el 56,5% de ellos y el 70,2% del total de los ayuntamientos que no dieron su apoyo a aquél. Al fracaso también coadyuvó el voto contrario de los representantes municipales de los ayuntamientos gobernados por la izquierda, posicionamiento que sumaba 3 de cada 10 votos en contra de la propuesta de unión vasco navarra. Dentro de la derecha pesó la postura contraria del Diario de Navarra y de la mayoría de los carlistas y de los conservadores. Dentro de la izquierda, las actitudes de absoluto rechazo del PRRS, del PSOE y de la UGT tuvieron fuerte incidencia, siendo en Navarra Acción Republicana el único partido republicano favorable. En semejante contexto la resuelta campaña de los nacionalistas vascos, débiles en Navarra, poco podía hacer.

¿A qué se debió la escasa socialización entre la conjunción republicano socialista de la apuesta estratégica de Salinas, Jaime y García Larrache, los tres miembros de la Gestora más comprometidos con la República en Navarra, tal y como demostraría su trayectoria posterior? Para responder a esa pregunta habría que enfocar, quizás, no tanto hacia la validez de su estrategia política como hacia problemas derivados de las relaciones grupales y personales entre las formaciones de izquierda en Navarra, en el conjunto de Vasconia y en el Estado, un tema todavía por trabajar.
_____________________________________

Me ha parecido interesante publicar aquí parte del artículo de Diario de Noticias, sobre la República y la republicanización de Navarra , en el cual habla de un tema que casi nadie conoce, que es el proyecto de estatuto vasco navarro de 1931 recogido hoy en la Constitución Española de 1978, en su Disposición transitoria cuarta

Más que nada, me ha parecido apropiado dar a conocer este episodio de Memoria Histórica, para que la gente se documente un poco, se informe en qué consiste esta posibilidad legal que reconoce la constitución española, y así no tengamos que vivir vergonzosos episodios como los del famoso 17 de Marzo en Pamplona, con frases dichas por el segundo partido más votado de España de “Se vende Navarra” “Navarra es España” “Los vascos quieren quedarse con Navarra” etc etc… acompañado de milles de personas venidas de Madrid, Murcia, Valencia, Valladolid etc, portando banderas españolas con pajarito bordado y al grito unísono de “Defendemnos la españolidad de Navarra” diciendo a los propios autóctonos de la tierra que estaban pisando cómo tenían que pensar, a quién tenían que votar, y cómo se tenían que sentir, y vistiendo todo ello bajo la palabra “solidaridad nacional”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El proyecto de Estatuto Vasco Navarro de 1931

  1. Hombre, yo entiendo que la población de navarra piense como piense si vemos que los españoles nos tapan la boca y los vascongados los ojos.
    Durante mucho tiempo desde España se ha llevado a cabo una cruzada para bajar l importancia del Reino de Navarra desde las guerras carlistas, mientras que los nacionalistas vascos llevan más de cien años (desde Sabino Arana) intentando convencernos de que ellos son los que tienen historia y nosotros no, cuando es al revés.
    Yo estaría a favor de la union de las provincias históricas (no solo, Hegoalde, Iparralde también) pero no en esa “Euskal-Herria” tan ficticia de hoy en día, sino en lo que es, en Navarra, en el viejo Reino de las vascos (tanto vascones[=navarros], como vascongados[=de la C.A.V] y gascos[=de Iparralde]).

    • sukoi27 dijo:

      …Y cual es la diferencia entre nabarra y euskal-herria?

      • La diferencia es que “Euskalherria” (como primeramente se refirió ella un magistrado navarro allá por el S. XVI) se refería a los territorios vascos del antiguo Reino de Navarra (Nafarroako Erresuma. El Reino de los vascos, básicamente), que es lo que yo apoyaría. En cambio, en los ultimos 100 años, determinados sectores del PNV, han intentado hacer parecer que es el actual País Vasco (sobre todo Bizkaia) el que da historia a los vascos, cuando no podría estar tan lejos de la realidad, por eso no apoyaría el actual “Euskal Herria”. En cambio, la restauración del Reino de Navarra (El Estado independiente de los vascos desde siempre).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s