¿Cadena perpetua en España?

Image Hosted by ImageShack.us

Un nuevo acto cruel de violencia gratuita y abominable en el caso del asesinato de la joven Marta del Castillo ha vuelto a revolvér a la sociedad española y a suscitar el eterno debate que existe en este país, sobre la más que discutida efectividad del código penal español basado supuestamente en la reinserción social del penitente, rechazando así otros modelos como el estadounidense basado en el castigo, la humillación y la teoría de la ventana rota aplicada al detenido (hago hincapié en lo de “supuestamente” España no utiliza la segunda filosofía, porque depende del tema), y al rededor de 5.000 personas han salido a la calle en Madrid para pedir un referendum sobre la inclusión de la cadena perpetua en la Constitución Española.

Este tema lo tengo muy claro, y mi posición siempre será contraria a la cadena perpetua, en primer lugar porque siempre he creido en la reinserción, y al contrario de lo que se piensa generalmente, que es un rotundo fracaso y que ningún preso se reinserta, creo que sí ha traido también muchos resultados positivos, y el número de presos reinsertados es más importante o tiene más valor del que se le da actualmente. Lo que pasa es que los resultados donde la reinserción ha fracasado, se suelen dar sobre todo en personas enfermas mentalmente, como violadores, pederastas o psicópatas (aunque a estos últimos creo que no se les considera enfermos) a los que no se les debería encarcelar en aras de su futura reinserción, sino recluir en centros de salud mental, para no hacer daño fuera porque no tienen solución.

En segundo y último lugar, me opongo a la cadena perpetua en cualquier país, pero sobre todo en España, donde creo que aplicarla resultaría nefasto, en un país visceral, que legisla a golpe de calentón, motivado siempre por la testosterona, las emociones más primarias y las gónadas y no por la cabeza, o en el mejor de los casos (dicho más dulcemente) un país que antepone el corazón a la cabeza a la hora de pensar y plantear cuestiones serias con la frialdad y la templanza que se merecen, con la pésima calidad de los autos de los jueces a la hora de encarcelar a un detenido, creo que sería fatal, y no lo digo por los asesinos a los que se les aplique la cadena perpetua, sino por la cantidad de errores judiciales que podrían truncar la vida de personas inocentes que cumplen condena por un delito que no han cometido, ahora mismo me acuerdo de Gerry Conlon en el denominado caso de “Los cuatro de Guilford” uno de los casos que más ensució la imagen del Reino Unido a nivel internacional, y en temas de justicia y código penal, creo que la imagen de España ya está suficientemente deteriorada en Europa como para andar complicando aún más las cosas.

De todas formas, aquí planteo yo mi propio referendum sobre el tema, para ver que sale, podeis votar todos.

Pincha aquí para ver la encuesta, y si se puede, votar, ya que la encuesta no me funciona si la coloco en este post

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s