500 preguntas al nacionalismo español

Image Hosted by ImageShack.us

Es difícil encontrar entre las democracias occidentales un país cuya estructura fundamental, cuyo edificio constitucional, se vean abocados continuamente a soportar tantas tensiones; algunos, incluso, se preguntan si el edificio aguantará. Y es que, entrado el siglo XXI, estas tensiones parecen más fuertes que nunca en España: Ibarretxe y su plan para el pueblo vasco, el derecho a la autodeterminación, Carod-Rovira y el independentismo catalán, el nuevo Estatuto de Cataluña, la plurinacionalidad, el federalismo asimétrico, la financiación autonómica, la reforma de la Constitución, el riesgo de “balcanización” …

El debate entre el centro y la periferia, entre los defensores de la España unitaria y los de la España plurinacional, entre los distintos modelos de Estado, parece no tener fin y genera múltiples preguntas: ¿aciertan en su estrategia los que dicen actuar en defensa de la esencia de España?, ¿Acaban haciéndole más mal que bien a la unidad que dicen querer preservar? ¿Son, por definición, desleales al Estado los nacionalistas periféricos?

Este libro, pretende ser un reflejo exhaustivo de argumentos y actitudes presentes en el españolismo de hoy y siempre, realiza un acercamiento pormenorizado a las cuestiones más candentes del momento. Y lo hace argumentando con datos objetivos y dándole voz propia a los verdaderos protagonistas con la clara intención de provocar en el lector la reflexión y el debate.

Son 500 preguntas, todas ellas por contestar. 500 preguntas que dejarán la sensación de que no todo aquello en lo que creemos o nos han contado es como parece.

Estas son algunas de ellas…

-A alguien que defiende que el 100% de lo que opine la población vasca es despreciable mientras la mayoría de la población española opine lo contrario, ¿cómo se justifica que le importe tanto lo que opina “una mitad” de los vascos?

-Si lo mejor para los catalanes y los vascos fuera formar parte de España, ¿valdría la pena que se les reconociera el derecho a expresarlo en un referéndum, para así poder cerrar, al menos durante una generación, este debate?

-Al abrir las puertas a los pueblos que quisieran independizarse, ¿se acabarían, de hecho, todas las tensiones?

-¿Saldría reforzado el proyecto político común español si, teniendo la posibilidad legal de independizarse, los ciudadanos de los diferentes territorios de España decidieran que vale la pena compartir el mismo Estado?

-¿Quedan desmentidas con el caso quebequense, en que, después de la celebración de dos referéndums sobre la posibilidad de independizarse, el resultado negativo ha sido acatado y no ha habido ninguna fractura social ni un transtorno destacable de la convivencia?

-¿Debería haber anunciado el primer ministro británico que el futuro de Irlanda del Norte tenían que decidirlo todos los cuidadanos británicos?

-¿En qué medida pronunciarse a favor de la creación de un Estado palestino libre significa “ceder al chantaje de los violentos” en Palestina?

-¿Existe un sistema más legítimo que el referéndum para que los gobiernos tomen decisiones importantes sobre el futuro de sus ciudadanos?

-¿Puede una consulta popular amenazar las instituciones democráticas, o esto sería un contrasentido?

-¿Es que no le interesa al Gobierno español saber, por ejemplo, qué piensan los vascos sobre el derecho de autodeterminación?

-¿Es defendible que en algún caso un gobierno prefiera actuar sin saber qué opinan los ciudadanos al servicio de los cuales se supone que actúa?

-¿Está justificado este monopolio del poder central, frente a los gobiernos de las Comunidades Autónomas, sobre lo que se puede y lo que no se puede preguntar a la ciudadanía?

-¿Es exclusivamente para evitar tener cifras concretas sobre el apoyo real al secesionismo en territorios como el País Vasco y Cataluña?

-Si lo que más les conviene a los vascos y a los catalanes es formar parte del Estado Español, ¿negarían la posibilidad de que éstos decidieran su propio futuro? ¿Debería el españolismo tener algún miedo al respecto?

-Si Álava pudiera independizarse con respecto a la Comunidad Autónoma Vasca, ¿por qué no podría ésta autodeterminarse con respecto a España?

-¿Es una incoherencia reclamar la españolidad de Gibraltar sin tener en cuenta la opinión de sus habitantes y al mismo tiempo sostener que Ceuta y Melilla deben continuar siendo españolas porque así lo quieren sus habitantes?

-¿Qué es más “salvaje, premoderno y antidemocrático”, proponer la secesión y someterla al juicio de las urnas, o bien oponer sistemáticamente la amenaza del Ejército a la posibilidad de consultar a la ciudadanía sobre este respecto?

-¿Serían más felices los portugueses si formaran hoy parte del Reino de España? ¿Se equivocaron al querer separar sus destinos del de los españoles?

-¿Estaban locos los noruegos cuando se separaron de Suecia? ¿Algún noruego lamenta hoy que su país no forme parte de Suecia? ¿Hay algún pueblo que se arrepienta de haberse independizado de otro?

-¿Es significativo que ningún partido político andorrano defienda la integración de Andorra en Francia o en España?

-La Comunidad Autónoma de Cataluña tiene más habitantes que once Estados miembros de la Unión Europea.

-¿Qué problema habría en crear nuevos sujetos de soberanía, si al fin y al cabo todos los Estados ceden la misma soberanía a la Unión Europea?

-¿Cómo se explica que la lengua catalana, vasca y gallega no tengan en Europa la misma consideración que el danés o el matés?

-El discurso que opta por un “si os vais os haremos la vida imposible”, ¿puede hacer atractiva a vascos y catalanes la idea de compartir un proyecto político con el resto de España?

-Si lo que se persigue es reforzar la cohesión de un colectivo, ¿es más efectivo hablar de los beneficios de continuar en él o amenazar con sanciones a los que decidan abandonarlo?

-Un territorio que es beneficiario de la solidaridad de otras Comunidades Autónomas, ¿sí podría independizarse si quisiera?

-¿Debería recordárseles a los estadounidenses que su nacimiento como país se encuentra en un gran acto de insolidaridad y que actuaron de forma inmoral al optar por la opción que juzgaron más favorable a sus intereses?

-¿Es razonable mantener como marco legal fundamental una Constitución tan marcada por factores pre, extra y antidemocráticos?

-Una Constitución redactada y votada para que la democracia empezara a caminar, ¿debería considerarse un punto de llegada o un punto de partida de la democracia en España?

-¿Sería razonable refrendar de nuevo la Constitución cada vez que se superara el 50% de nuevos votantes que no hubieran votado participar en el último referéndum constitucional? ¿Cada nueva generación debería tener derecho de poder confirmar o rechazar los marcos legales heredados de las generaciones anteriores?

-Si ya se establecieron los porcentajes necesarios para aprobar una reforma, ¿qué justifica que veinticinco años más tarde una reforma de la Constitución necesite más consenso que el que consiguió en 1978 o que el realmente requerido jurídicamente?

-¿Es la unidad del Estado un principio básico de la democracia o del derecho natural?

-¿Tiene sentido la unidad si el consentimiento de las partes deja de existir?

-Si lo catalán y lo vasco no formaran parte de la esencia identitaria de la españolidad, ¿sufriría alguna pérdida esta esencia con una Cataluña o un País Vasco independientes?

-¿Una lengua de imposición puede, con el tiempo, acabar convirtiéndose en una lengua de encuentro?

-Si alguien afirma que el PNV y ETA son lo mismo porque comparten los mismo objetivos, ¿da igual si se defiende una idea dentro de los cauces democráticos que si se defiende a golpe de bomba?

-Un boicot a los productos catalanes, ¿insiste en la idea de que lo catalán no es español, y provoca por lo tanto el efecto contrario al presuntamente pretendido por el boicoteador?

Lo he sacado de: Raul Barral Tamayo’s Alpha Blog

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s