Josué Estébanez y dos reflexiones

Hoy se han confirmado los 26 años de prisión para el militante de extrema derecha Josué Estébanez, quien hace dos años asesinó al militante antifascista Carlos Palomino, y con esto, tengo dos reflexiones. La primera, que cuando se trata de un militante de extrema derecha española, el funcionamiento del estado de derecho me parece impecable (al menos en el caso de este joven), las pruebas se demuestran coherentemente y la pena se aplica en su justa medida, el trato recibido durante su detención es el adecuado, los jueces hablan al acusado con neutralidad y todo funciona a la perfección, no hay vísceras, no hay odios, no hay ambiente de venganza sino de justicia, el sentimiento de odio visceral de las víctimas hacia el acusado (comprensible) no contamina en estos casos los procesos penales ¿Por qué no podría ser así siempre, cumpliéndose la máxima de que la persona está por encima de la ideología?

Desde luego esto no es una queja por el trato preferente al neonazi en España, no desearía que a Josué Estébanez le pusieran la bolsa o le metieran la cabeza en una bañera para obtener cualquier tipo de información, ni que sus interrogadores le amenazaran con hacer con él lo mismo que con otros interrogados asesinados por la Guardia Civil. Se debe ser extremadamente cuidadoso con el respeto de los derechos humanos, y eso implica que Josué Estébanez al igual que cualquier otra persona que ha cometido un delito debe recibir un trato de respeto y no infringirle ningún tipo de daño físico o psicológico, por repugnante que haya sido su delito, ahí debería estar la grandeza de la democracia, demostrar que uno es correcto y equitativo con el que no lo ha sabido ser, hacer lo contrario sería rebajarse a su nivel, como dijo un famoso abogado argentino, en materia de derechos humanos no hay término medio, o se cumplen, o no. Lástima que el estado español solo sea garantista con un grupo de criminales tan característico como éste al que pertenece Josué Estébanez.

La segunda reflexión surge al ver la condena de casi 30 años que ha sido impuesta a esta persona, una condena que a nadie de debería parecer escasa, y es aquí cuando me paro a pensar en quienes constantemente están suplicando introducir la cadena perpetua en España. Existe un dato demoledor en este país, y es que España es el país de la Unión Europea con menor tasa de criminalidad y sin embargo con el mayor número de presos, y aún así seguimos pidiendo más endurecimento, más años de prisión para según qué delitos y menos matices exigibles a la hora de determinar qué es un delito y qué no. En definitiva, en España se mantiene el popular dicho de “Vivan las cadenas”. Una cosa de la que no parecen darse cuenta quienes reclaman la cadena perpetua es que en España, implícitamente, ya está instaurada la cadena perpetua, España tiene uno de los códigos penales más duros de Europa, solo hace falta ver otros países, como Francia, donde la cadena perpetua significa 30 años de prisión para darse cuenta que los responsables del 11-M y a Josué Estébanez (sin contar luego las posibles reducciones) han sido condenados ya a cadena perpetua. Por eso algunos deberían reflexionar seriamente sobre esta cuestión, si no quieren que por su sentimiento mál entendido de ley y orden España se convierta en una cárcel.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Josué Estébanez y dos reflexiones

  1. Nynaeve dijo:

    Bueno son 26 años pero con derecho a reducciones y todo eso. Puede que se quede en unos 15 o así si “se porta bien”.

    La cadena perpetua en España está en que te puedes pasar creo que hasta un máximo de 40 años aunque con lo de la doctrina parot no sé si van a ser más.

  2. sukoi-27 dijo:

    No se si en este caso se darán las típicas medidas reductoras de condenas que el estado prodiga entre sus fieles miembros… Lo vio todo el país con cara de horror. Pero seguro que por quemar un cajero en EH te pasas casi tanto tiempo como él en chirona…él tendrá reducciones etc y el del cajero se comerá hasta el último segundo!!

  3. comodoro1 dijo:

    Un tema muy interesante… las penas aplicables a aquellos ciudadanos que no respetan los derechos de sus conciudadanos y, en el peor de los casos, la privacion de la vida de la otra persona.
    A mi no me merece mucho respeto una persona que decide deliberadamente matar a otra (por supuesto, luego hay casos y situaciones que pueden servir de atenuante). 26 annos por matar a alguien, a mi me parece bastante barato. Ya se que es mucho, que 26 son muy largos, pero es que el otro pobre chico, no va a poder vivir mas.
    Yo si que estoy a favor de la cadena perpetua para este tipo de crimenes flagrantes. El problema es que con nuestra legislacion, el fin de la privacion de libertad no es el castigo sino la reinsercion. Por lo tanto, la cadena perpetua no tiene sentido salvo que se cambie la ley (ojala se haga).
    De todas maneras yo lanzaria una reflexion: si el fin de las condenas es la reinsercion, se puede dejar a alguien indefinidamente en la carcel porque no se ha reinsertado? Pongo un ejemplo. Si realmente hablamos de reinsercion, se puede poner en la calle a una persona que sigue manteniendo las mismas ideas y posturas que en el momento en el que se le puso en la carcel? Es que lo de la reinsercion deberia utilizarse tanto para acortar condenas como alargarlas en caso de que la reinsercion sea fallida.

    • disidente dijo:

      No seré yo quien simpatice con esta gente, lo que pasa es que muchas veces no nos damos cuenta de lo que significa estar en la carcel, privado de libertad, dices que 26 años te parecen pocos para haber matado a alguien, es cierto que nadie va a devolver la vida a Carlos Palomino, pero esa no es razón para decir que 26 años de condena son pocos, si avanzamos en ese razonamiento acabaremos llegando al ojo por ojo que establece la pena de muerte, y ese es un camino que no va a ninguna parte, es irreversible y consiste además en cometer el mismo crimen que el del acusado pero encima legal, es decir, repugnante.

      A mí 26 años de carcel no me parecen pocos, ten en cuenta que esta persona tiene unos 25 años si no me equivoco, y según la condena saldrá con 51 años, suficiente castigo para quien ha matado a otra persona es robarle su juventud metiendolo durante casi 30 años. Si lo miras desde ese punto de vista, eso es matarlo de alguna forma, porque anulas su periodo de vida más importante. Por lo tanto, para mí la condena es justa, ni más ni menos, otra cosa es que como hapasado con otros, salga a los dos años, pero creo que eso solo pasa en otras esferas de la sociedad, no le pasará eso a este delincuente de tres al cuarto.

      Tampoco creo en el castigo como método, es mejor la reinsereción y da mejores resultados, un preso sabe que si cambia va a ver beneficiado su periodo de condena, y eso puede ayudar a reconducirlo, si metes a alguien en la carcel haciendole ver la que le espera y que haga lo que haga, no va a ver reducida su condena, lo más posible es que ese preso no cambie, y que cuando salga, si sale, seguirá siendo el mismo que entró.

      El fín de todo esto creo que radica no en eliminar al delincuente, sino a recuperar al ciudadano, que es algo mucho más dificil, pero más interesante y beneficioso a largo plazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s